Heridas y rencillas amenazan elección de candidatos a diputados
“Creemos que esa lucha de tendencias de Liberación ya es una etapa superada”, aseguró Fernando Zamora, secretario general del PLN. Archivo/La República.
Enviar

Cuestionamientos éticos, enfrentamientos personales, división de tendencias y hasta la equidad de género, amenazan con generar heridas profundas en la elección de candidatos a diputados para el periodo 2018-2022.

En las tiendas verdiblancas, la pelea por cada puesto será reñida en todas las provincias con una guerra entre las tendencias de José María Figueres y el aspirante presidencial, Antonio Álvarez Desanti.

Figueres y Álvarez solo se han reunido en una ocasión para hablar desde el 2 de abril y al parecer no hay nada programado antes del 24 de setiembre cuando se realice la Asamblea Nacional del partido.

“Lo que sucedió entre los dirigentes durante la convención es algo normal y esas diferencias entre los candidatos no afectarán la elección de diputados, en la que se espera la participación de 170 asambleístas”, aseguró Fernando Zamora, secretario general del Partido Liberación Nacional (PLN).

Los estatutos del PLN establecen que el candidato presidencial tiene la potestad de nombrar los primeros cuatro puestos de San José, con el propósito de garantizar a los próximos legisladores de su confianza y a partir de ahí, los otros 53 puestos deben ser designados por la Asamblea Nacional.

El jueves pasado, Álvarez, por mandato de la Asamblea Nacional del partido definió que cuatro hombres y tres mujeres fuera el esquema que escogió el PLN para encabezar las siete papeletas de candidatos a diputados para las elecciones del 4 de febrero de 2018.

Por su parte, en el PAC la ética será un punto medular de discusión, sobre todo porque los aspirantes deberán participar en un curso de formación política para aspirar, en momentos en que uno de sus exdiputados, Víctor Hugo Morales es investigado por posible tráfico de influencias y fue declarado persona non grata por la fracción y el partido.

“Con la renuncia del diputado a esta fracción, el caso de Morales está siendo superado, sobre todo porque demostramos como partido que seremos contundentes con las personas que violen la ética y mucho más que se investiguen por posibles casos de corrupción”, aseguró Marcia González, presidenta del PAC.

El PUSC también tiene trabajo pendiente ya que el miércoles anterior, el precandidato a diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Johnny Rodríguez, presentó un recurso de amparo electoral contra el Tribunal de Elecciones Interno para que se suspenda la asamblea provincial de Limón que se llevaría a cabo el domingo 10 de setiembre en Siquirres, por no fijar el mecanismo para el cumplimiento de la paridad horizontal de género.

“Esto es un aspecto que debemos solucionar en las asambleas provinciales que se realizarán en las próximas dos semanas, de manera que no dificulte la elección de diputados y los actores políticos logren ponerse de acuerdo”, aseguró Alfredo Núñez, presidente del Tribunal Electoral Interno del PUSC.

De no ponerse de acuerdo sobre cómo respetar la equidad de género en la elección de los candidatos a diputados, el Tribunal Supremo de Elecciones tendría la opción que hacer una rifa y, de esta forma, definir las provincias que serían encabezadas por mujeres para los comicios de 2018. 

 

 
Ver comentarios