Leopoldo Barrionuevo

Enviar
Sábado 28 Febrero, 2009

ELOGIOS
Hamburguesas, indios y gacelas

Leopoldo Barrionuevo

En Internet están corriendo cuentos similares sobre la Krisis: 1. Había una vez un hombre que vivía al costado de una carretera donde vendía unas ricas hamburguesas con pan. Estaba muy ocupado y por lo tanto no oía radio, no leía los periódicos ni veía la televisión. Alquiló un trozo de terreno, colocó una gran valla y anunció su mercancía pregonando a todo pulmón: “¡Compren deliciosas hamburguesas calientes!” Y la gente se las compraba. Aumentó la adquisición de pan y carne. Compró un terreno más grande para poderse ocupar de su floreciente negocio. Y el negocio creció tanto que dispuso que su hijo le ayudara, que al cabo estaba en la universidad donde estudiaba Ciencias Comerciales. Sin embargo, ocurrió algo muy importante. Su hijo le dijo: “Viejo, ¿vos no escuchás la radio, ni leés los periódicos, ni ves las noticias en la televisión...? ¡Estamos sufriendo una grave crisis! La situación es realmente mala; peor no podría estar”. El padre pensó: “Mi hijo estudia en la universidad, lee los diarios, ve televisión y escucha la radio. Debe saber mejor que yo lo que está pasando...”.

Compró entonces menos pan y menos carne. Quitó la valla anunciadora, redujo la superficie del terreno que alquilaba con el fin de reducir gastos... Y las ventas bajaron. Y ya no anunció sus ricas hamburguesas con pan... Y las ventas fueron disminuyendo cada día más hasta que le confesó a su hijo: "Tenías razón hijo mío”, le dijo al muchacho. "Verdaderamente estamos sufriendo una gran crisis”.
2. En la misma línea: Era otoño y los indios de una remota reserva preguntaron a su nuevo jefe si el próximo invierno sería muy frío o apacible.
Dado que él era un jefe indio en una sociedad moderna, nunca aprendió los viejos secretos, y al mirar el cielo, no podía decir qué iba a suceder con el tiempo. De cualquier manera, para estar seguro, él respondió a su tribu que el invierno iba a ser verdaderamente frío y que los miembros de la
aldea deberían recolectar leña para estar preparados. Pero como también era un líder práctico, después de algunos días tuvo una idea: fue a la cabina telefónica y llamó al Servicio Nacional de Meteorología y preguntó: ¿El próximo invierno será muy frío? —Parece que sí será bastante frío.
El jefe volvió a su gente y le dijo que se pusieran a juntar más leña aún, para estar preparados. Una semana después el jefe llamó otra vez al Servicio Nacional de Meteorología. —¿Será un invierno muy frío? Sí, muy frío. El jefe regresó con su gente y les ordenó recolectar todo los pedazos de leña que pudieran encontrar. Dos semanas más tarde llamó al Servicio Nacional de Meteorología una vez más: —¿Están absolutamente seguros de que el próximo invierno será muy frío? —Absolutamente. Sin duda alguna, va a estar de quedarse helados. Va a ser uno de los inviernos más fríos que se hayan conocido. —Pero, ¿cómo pueden estar tan seguros? —¡Porque los pinches indios andan como locos juntando leña!
Uno se pregunta si va a estar dura la recesión y la respuesta es simple: va a serlo porque los pinches gringos andan vendiendo sus acciones en la bolsa y en la banca como locos y la CNN no habla de otra cosa.
Y 3. La única respuesta es la de las gacelas y los leones. Todas las gacelas saben cada mañana al despertarse que deben correr más rápido que la leona más veloz para no convertirse en el almuerzo de leones y predadores. Igualmente, la leona más veloz no ignora que si no se apura más que la gacela más débil, toda la familia pasará hambre. Pero esto no surge con las crisis, sucede cada día de vida y los animales lo saben aunque los humanos lo ignoren. Me quedo con la lección de Animal Planet y Discovery Channel.

[email protected]