Hacienda pone bajo la lupa unas 1.300 exoneraciones
“Ninguna exoneración debería estar por fuera del cuestionamiento, ni siguiera las que se brindan a las zonas francas, ya que existen varios estudios que han analizado costo-beneficio”, destacó Fernando Rodríguez, exviceministro de Hacienda. Gerson Vargas/La República
Enviar

Las autoridades de Hacienda pondrán bajo la lupa más de 1.300 exoneraciones en los próximos dos años, reconociendo que las que se otorgan a la canasta básica y a las zonas francas son las más complicadas de eliminar y quizás no es el momento político más adecuado para hacerlo.

Tanto Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, como Rodolfo Cordero, viceministro de dicha cartera, consideran que el panorama político se complicaría, pero es necesario quitar aquellos beneficios que son innecesarios o desfasados.

Una vez realizado esto tras un estudio de dos años, se entregará una recomendación a los congresistas para que las eliminen y aquellas que mantengan sobrevivan por un plazo máximo de cinco años.

Aguilar anunció que algunos productos de la canasta básica deberían pagar un impuesto adicional, pero que harían un trabajo para depurarla y que el resto cancele un 13%, tras muchos años de estar exonerados.

La canasta básica actual está exonerada, por lo que se aplicarían impuestos a los lácteos, carnes (cerdo, res, pollo, embutidos, pescado), leguminosas, hortalizas, frutas, tubérculos, pan, galletas, cereales, azúcar, grasas, huevos y bebidas no alcohólicas.

“No es el momento adecuado para hablar de eliminar exoneraciones, mucho menos a las empresas en zonas francas, más bien necesitamos enviar señales país a los diputados para que estudien y aprueben la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, antes de entrar en temas tan complicados y delicados”, aseguró Cordero.

Y es que el régimen de zonas francas produce más de 82 mil empleos directos y 43 mil indirectos.

Además, por cada dólar exonerado las compañías generan una ganancia de $6,2, según el último estudio realizado por la Promotora de Comercio Exterior.

Hacienda reconoce que hay algunas exoneraciones que deben revisarse de inmediato, porque ya no tienen sentido y se quedaron en el tiempo.

“Las exoneraciones se crearon con la intención de apoyar a los sectores, pero no deberían ser permanentes, las evaluaremos, aunque tendremos cuidado con algunas sensibles como la aplicada a la canasta básica”, aseguró Cordero.

Fernando Rodríguez, exviceministro de Hacienda, dijo que ninguna excepción debería quedar fuera de cuestionamiento, ni siguiera las que se brindan a las zonas francas, ya que existen estudios que han analizado el costo-beneficio.

“Si se quitan los incentivos a las zonas francas no dejaría de afectarse la inversión, ya que estos beneficios no pueden ser eternos y este sector tiene más de 30 años de recibirlos”, aseguró Rodríguez.

Ni el sector empresarial, ni algunos diputados están de acuerdo con que se hagan cambios a este sector en este momento.

En la actualidad, el Gobierno deja de percibir por estas exoneraciones cerca de ¢1,6 billones y específicamente, por las zonas francas ¢271 mil millones.


Con beneficios


Las empresas bajo el régimen de zonas francas gozan de una serie de beneficios tributarios

-Importación de mercancías necesarias para operar y administrar la empresa

-Compras locales de bienes o servicios

-Exportación

-Impuesto sobre la renta

-Acceso a programas de capacitación

Fuente: Ministerio de Hacienda






Ver comentarios