Foto 1
Enviar

La sed que tiene Hacienda por fondear el déficit hará que los mercado se segreguen por la gran cantidad de colocaciones en diversos plazos, monedas, tasas, algo que sin hacerse de forma constante no afectaría las curvas de rendimientos.

Hacienda ya informó que irá a buscar recursos por todas las formas que la ley le permite, ya sea por colocaciones directas en ventanillas, subastas o contratos de colocación, solo en el primer semestre buscará esos recursos en el mercado interno algo que estrujará al sector privado limitando los recursos.



A la fecha ya han colocado ¢641 millones, pero no les restringe pasarse de la suma que anunciaron de los ¢1,25 billones, algo que es común en los últimos años, debido a la necesidad de financiamiento del déficit.

Esta necesidad de dinero hace que Hacienda estruje al sector privado por los recursos, desacelerando el crédito, tanto por la falta de liquidez, como por la presión que se realiza al alza en las tasas de interés, lo que llena de incertidumbre a los inversionistas.

El crédito al sector privado continúa desacelerándose toda vez que a enero pasado este creció un 6,5% (11,1% en enero 2017, 10,2% en el primer semestre y 7,0% en el segundo semestre de 2017), tal como lo informó ayer el Banco Central en su comentario mensual de la economía.

Por monedas el crédito aumentó un 10,7% en colones y el 0,8% en dólares (14,6% y 6,6% un año antes, en ese orden) y con ello la participación relativa del crédito en colones (60%) en la cartera total incrementó 2,3 puntos porcentuales en relación con lo observado en enero de 2017.

Esto se explica por una serie de medidas acordadas a finales del primer semestre de 2016 por parte del Conassif con el fin de desestimular el nivel de dolarización de la cartera crediticia, dijo la autoridad monetaria.

“Mientras en años anteriores este crecía a tasas del 12% o más; para 2018 se estima en un 6,9% con una concentración en las colocaciones en colones. La incertidumbre que tienen frente a sí los consumidores y los productores, debido al tema fiscal y de la segunda ronda de elecciones, hacen que posterguen sus decisiones”, indicó Karla Arguedas, gerente de Trading de Prival Securities.

Otro tema que afecta principalmente en la incertidumbre, es el aumento en las tasas de interés que sucede por las presiones de financiar un déficit fiscal que podría terminar 2018 por encima del 7% de la producción nacional.

Así, el aumento en las tasas de interés sobre captaciones en colones a diferentes plazos durante el segundo semestre de 2017 se mantuvo en enero 2018.

Al respecto, los movimientos en las tasas pasivas efectivas se reflejaron en cambios de la Tasa Básica Pasiva, la cual se ubicó en 6,10 a finales de enero (15 puntos básicos superior a la registrada el mes previo).

En enero 2018, el Mercado Integrado de liquidez (MIL) en colones registró un incremento en el volumen negociado del 52% respecto a diciembre, esto debido a que ante un aumento de tasas muchos agentes económicos se refugian en el corto plazo.

“Veo para este año 2018, una separación en un antes y un después de las elecciones. Hasta abril el ambiente de las colocaciones lo veo muy lento y de montos considerablemente menores a los que podrán darse ya cuando exista una visión clara del nuevo Gobierno.

Para el segundo semestre, debe acelerarse el crédito tanto en dólares como en colones para poder incentivar la producción”, explicó Daniel Suchar, analista financiero independiente.

Ver comentarios