Foto 1
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

La incertidumbre continúa en el mercado, no será sino hasta este viernes que se conozca mejor lo que puede suceder con la captación del ministerio de Hacienda.
A pesar de que muchas de las subastas no han sido muy exitosas, al tener las ventanillas abiertas, más una subasta extraordinaria, entre diciembre y enero, Hacienda ha captado $1.700 millones, donde el 58% lo ha percibido en colones.
Lo malo es que el impacto en tasas ha sido hasta de dos puntos porcentuales en algunas de dichas captaciones y la gran mayoría de lo captado tiene que pagarse o renovarse en menos de un año.
De lo captado en colones, la mitad se vence este año. Incluso ¢100 mil millones que se captaron en diciembre, se vencieron el 15 de enero.
En dólares, $187,6 millones se deben pagar en abril próximo, y los $339,4 millones captados en diciembre se deben de cancelar en mayo.
En otras palabras, se nota la necesidad de recursos, el estrujamiento que hace Hacienda, el movimiento hacia arriba de las tasas, entre otros factores.
Lo que más desean los inversionistas es tener noticias que aclaren el panorama actual del Gobierno, tanto con el plan del próximo lunes, lo que sucederá con los $1.500 millones y el panorama económico del próximo gobierno.


Plan de endeudamiento ¿Con o sin los $1.500 millones?

El viernes será determinante para los intereses del mercado, ya que con la información del plan de endeudamiento de Hacienda y el Banco Central sobre la mesa, mucha de la incertidumbre actual podría disiparse.
La gran pregunta es, su vienen o no los $1.500 millones de los contratos de colocación que anunció Hacienda desde noviembre, pero no ha logrado concretar, pero que ellos afirman que irán por ese dinero.
Si viene, Hacienda debería dejar de estar estrujando tanto al mercado por los recursos, dejar de presionar las tasas de interés y programar mejor sus colocaciones de deuda.
Si no viene, es posible que anuncien más colocaciones por ventanillas, subastas extraordinarias, neteos y cualquier otro mecanismo que les dé holgura para hacer frente a sus obligaciones de pago de salarios, intereses de la deuda y bonos que se vencen, entre otros.
Solo en el primer semestre de este año, Hacienda debe pagar cada quincena cerca de ¢80 mil millones en salarios y pensiones, y cerca de ¢153 mil millones de bonos colocados entre diciembre y enero.
En dólares tienen vencimientos importantes, este miércoles se vencen $35,1 millones y a finales de mayo $265,5 millones.

¿Cómo se fondeará el gobierno con un déficit esperado del 7,1%?

El Gobierno tiene una realidad para este 2018 y es financiar un déficit del 7,1%, según la estimación del Banco Central y renovar el 14% de la deuda que se vence este año.
Así bajo las condiciones normales no podemos esperar un plan de deuda conservador en captación, ya que actualmente solo tiene el mercado local para financiar su posición.
Se podría esperar que Hacienda siga utilizando mecanismos como subastas, ventanillas, canjes y subastas inversas como parte de sus mecanismos de gestión de deuda.
De igual manera se deberá concentrar prioritariamente en el corto plazo con el objetivo de no afectar las tasas de largo plazo, como lo ha venido haciendo.
Ahora la colocación de los $1.500 millones, si llega a darse, definitivamente les darían un respiro tanto a Hacienda como al mercado en general al quitar presión sobre las tasas de interés.
El mercado espera que, en su Plan de Deuda, Hacienda brinde detalles suficientes de cómo va a hacerles frente a todos los vencimientos y necesidades que se tienen para este año.
Hay que tomar en cuenta que la situación se ha agravado, con las captaciones realizadas entre diciembre y enero, ya que son de corto plazo
De lo colocado en colones, la mitad se vence este año. Incluso ¢100 mil millones que se captaron en diciembre, se vencieron el 15 de enero.
En dólares, $187,6 millones se deben pagar en abril próximo, y los $339,4 millones captados en diciembre se deben cancelar en mayo.

Hacienda no se cansa de captar, $1.700 millones entre diciembre y enero

Solos tres subastas de las 30 realizadas entre diciembre y enero fueron realmente exitosas por el volumen transado, pero Hacienda no se ha cansado de tomar recursos del sistema a como dé lugar.
Entre diciembre y enero captó $1.700 millones, así el mercado ha visto un gobierno muy activo en el mercado primario.
Esta cifra de $1.700 millones es superior a la captación que hizo en el mismo periodo de hace un año en un 45%, y además es superior a los contratos anunciados de los $1.500 millones.
El tema es más de estrategia y mensaje que quieran dar al mercado sobre el nivel de urgencia de recursos contra la presión de tasas que puedan realizar, de ahí la importancia de la presentación del plan de endeudamiento.
Incluso eliminando el efecto de las dos subastas grandes de diciembre y enero en dólares el monto obtenido es muy similar al del año anterior.

 

Vencimiento del primer semestre

En este primer semestre Hacienda debe hacerles frente a varios vencimientos importantes

Captaciones entre diciembre y enero

Hacienda tiene mucha sed de recursos, entre diciembre y enero captó cerca de $1.700 millones en ambas monedas.

Es momento de saber del plan

El mercado está ansioso por conocer cómo será el plan de endeudamiento del Ministerio de Hacienda y del Banco Central, del próximo viernes.


Karla Arguedas
Gerente Trading
Prival Securities

Evidentemente, la noticia del traslado de la fecha para la presentación del Plan de Deuda del Ministerio de Hacienda y el Banco Central no se da en un buen momento, ya que hay mucha incertidumbre en el mercado.
Lo que más desean los inversionistas es tener noticias que aclaren el panorama actual del Gobierno.
En general, las sesiones de bolsa se caracterizan por el bajo volumen negociado en los mercados secundario y primario. Sin embargo, luego del anuncio del traslado de fecha, se notaron ajustes en los precios de los bonos, con bajo volumen, pero que afectan al mercado.
El mercado espera que, en su Plan de Deuda, el Ministerio de Hacienda brinde detalles suficientes de cómo va a hacerles frente a todos los vencimientos y necesidades que se tienen para 2018, que desde antes se sabía que era uno de los periodos con mayores vencimientos.
Adicionalmente la situación se ha agravado, ante las captaciones con bonos cero cupón de corto plazo que ha realizado el ente fiscal, haciendo más grande el volumen de vencimientos para este año.
Se podría esperar que el Ministerio de Hacienda siga utilizando mecanismos como subastas, ventanillas, canjes y subastas inversas como parte de sus mecanismos de gestión de deuda. De igual manera se deberá concentrar prioritariamente en el corto plazo con el objetivo de no afectar las tasas de largo plazo.

José Miguel Grillo
Coordinador de Negociación
Mercado de Valores

El cambio realmente no hace diferencia, lo importante para el mercado es recibir de primera mano esta información.
La captación de $1.500 millones anunciada en noviembre, será una liberación de presión del flujo del gobierno, y por supuesto a las tasas de interés.
Durante las últimas semanas hemos visto un Gobierno muy activo en el mercado primario, captando entre diciembre y enero cerca $1.700 millones que es superior a la que hizo en el mismo periodo de hace un año en un 45%.
El tema es más de estrategia y mensaje que quieran dar al mercado sobre el nivel de urgencia de recursos contra la presión de tasas que puedan realizar, de ahí la importancia de la presentación del plan de endeudamiento. Incluso eliminando el efecto de las dos subastas grandes de diciembre y enero en dólares el monto captado es muy similar al del año anterior.
El Gobierno tiene una realidad para este 2018 y es financiar un déficit del 7,1%, según la estimación del BCCR, y renovar el 14% de la deuda, así bajo las condiciones normales no podemos esperar un plan conservador de captación, ya que actualmente solo tiene el mercado local para financiar su posición. Ahora la colocación de los $1,5 billones definitivamente les darían un respiro tanto a Hacienda como al mercado en general al quitar presión sobre las tasas de interés.
Todo está ligado y nuevamente gran parte de esto dependerá de esa colocación, de no darse la misma podrían generarse más subastas extraordinarias a mayores rendimientos, aunque al ajustarse los demás bonos de la curva a los nuevos rendimientos, estas colocaciones, eventualmente, pierden su atractivo inicial. También podríamos ver subastas inversas y canjes para adelantar los vencimientos del año y controlar este tipo de necesidades de flujo.


Juan Francisco Rodríguez Fernández
Gerente general
Popular Valores

Meses atrás la idea de que Hacienda podría realizar una emisión por un monto de $1,5 billones, generó en el mercado cierta “tranquilidad” ante una menor presión al alza sobre las tasas de interés locales además de permitirle a Hacienda captar recursos para atender sus necesidades de corto plazo.
Actualmente, el mercado no maneja información clara sobre el futuro de la emisión, de manera que muchas entidades hemos manejado escenarios para este 2018 contemplando la entrada de estos $1,5 billones y sin ellos.
El cambio de fecha en la presentación del plan de endeudamiento, podría no responder totalmente a la gestión de esta emisión —contemplando que hay más temas fiscales y sobre gestión de deuda relevantes en la agenda—; sin embargo, podríamos pensar que Hacienda busca cómo afianzar la estrategia de colocación, lo que resulta necesario para reducir la incertidumbre que ha generado en el mercado y por supuesto, claro está, para el aseguramiento de dicha captación.
Podríamos esperar que incentive la captación vía rendimiento. Aunado a ello, Hacienda podría buscar nuevos mecanismos de colocación y la viabilidad jurídica de los mismos (por ejemplo, en caso de una nueva emisión externa), en los cuales pueda hacer uso de la liquidez de los mercados internacionales para no generar tanta afectación sobre las tasas internas.
Hacienda debería contemplar la emisión dentro de su plan de endeudamiento o bien definir una alternativa de fondeo que elimine la incertidumbre que maneja el
mercado.
La menor participación del mercado en las subastas obliga a Hacienda a darles mayor importancia a los contratos de colocación, pues será a través de estos que logre captar los recursos que no percibe en el mercado local.
Como parte de su mensaje hacia el mercado, Hacienda tendría que generar la menor distorsión sobre los niveles de la curva, de modo que demuestre que cuenta con los mecanismos necesarios para fondearse y por tanto no forzar los rendimientos de la curva y dar con ello una señal errónea al mercado —o bien agravar la percepción— del nivel de riesgo actual del país.

 

Ver comentarios