Logo La República

Domingo, 20 de septiembre de 2020



ÚLTIMA HORA


“Hace mucho tiempo que algunas instituciones dejaron de cumplir su papel estratégico": Cacia

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 16 septiembre, 2020 03:35 pm

Mario Montero de Cacia/La República.
Mario Montero de Cacia/La República.


A pocas horas para que se dé a conocer el acuerdo de Costa Rica con el FMI, Mario Montero, Vicepresidente Ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria, hace un recuento de lo que espera.

¿Cuál es su expectativa en torno a las negociaciones que realizará el gobierno de Costa Rica con el Fondo Monetario Internacional?

Se esperaría una serie compromisos por parte del gobierno costarricense orientados a una redefinición del tipo de Estado que el país necesita, su tamaño, eficiencia y efectividad, de manera tal que exista un mejor equilibrio costo-beneficio y un mejor diseño del tipo de presupuesto que se requiere para financiar el tipo de Estado que el país necesita en este momento.

Costa Rica tiene más de 300 instituciones -según un estudio que realizó la Academia de Centroamérica- ¿Se debe valorar el cierre de algunas de ellas para así reducir el gasto público?

El país tiene una gran cantidad de entidades que dejaron de cumplir su papel estratégico hace mucho tiempo. Debe iniciarse un proceso de replanteamiento de las entidades duplicadas o que eliminando proceso y fusionando con otras puedan hacerlo con mejores resultados y un presupuesto mucho más eficiente y rentable para el país desde la perspectiva de un mejor retorno social de esa inversión, debidamente medida con indicadores de desempeño y rendición de cuentas.

Lea más: Albino Vargas: “No ocupamos al FMI”

¿Cuáles instituciones deberían cerrarse por ejemplo?

Debe primero realizarse un replanteamiento organizacional pues el país cuenta con una gran cantidad de entidades y órganos desconcentrados adscritos a ministerios, y todos con áreas administrativas y legales que hacen lo mismo. No es cerrar por cerrar, sino unificar procesos, instalaciones, edificios, transportes, etc…esto puede realizarse en toda la institucionalidad en materia de reducción de pobreza y ayudas sociales, en el área de vivienda. Solamente en el sector reducción de pobreza hay muchas instituciones que no han logrado mover la aguja de pobreza en más de 20 años.

Lea más: "No queremos nuevos impuestos en el acuerdo con el FMI": Laura Bonilla

En días pasados, se ha hablado de la venta de instituciones públicas como es el caso del BCR, el ICE y el INS, ¿qué opina?

El país debe replantearse cuales de esas instituciones juegan algún papel en la generación de bienestar y desarrollo humano para los costarricenses. Si la respuesta es que dicho valor se puede generar desde la empresa privada, lo que el gobierno debe hacer es generar acciones para que todas esas entidades se desarrollen como empresas privadas para lo cual habría que venderlas, pero además, generar mecanismos para atraer más inversión que compita, reducir los espacios para las prácticas monopolísticas, abrir aún mas los mercados, eliminar trabas de acceso a esas industrias y generar más mercado en competencia, ya sea para aplicarlo a toda la entidad, o a algunas de sus áreas de negocios.

¿Qué opina de aprobar nuevos impuestos como la renta mundial, o el incremento del IVA, por ejemplo?

Estamos atravesando la peor pandemia de desempleo en la historia del país. En ese contexto hablar de más impuestos es una locura pues se castigan las variables que aún mantienen algunos motores encendidos. Al país le urge un replanteamiento del tipo, tamaño, eficacia y eficiencia del Estado que tenemos. Esa es la mejor reforma fiscal que se puede pensar en un momento como el que atravesamos.


NOTAS RELACIONADAS


Enrique Egloff

Enrique Egloff: “Llegó la hora de cerrar, fusionar o vender instituciones”

Martes 15 septiembre, 2020

Una burocracia con más de 300 instituciones hacen al país caro en sus servicios públicos, a la vez que le resta competitividad y eficiencia.





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.