Guillermo del Toro pierde su esencia con “Pacific Rim”
“Pacific Rim” se mete en el mundo del manga, con una mezcla de Mazinger Z y la saga “Transformers”. INTERNET/LA REPÚBLICA
Enviar

CINE CRÍTICA

Guillermo del Toro pierde su esencia con “Pacific Rim”

“Pacific Rim”, el último trabajo de Guillermo del Toro, podría ser de cualquier director y eso es algo negativo para la carrera del mexicano, que en cada una de sus películas ha puesto una impronta tan clara de su desbordante imaginación que era imposible no saber que eran suyas.
Pero en “Pacific Rim” se mete en el mundo del manga, con una mezcla de Mazinger Z y la saga “Transformers” a la que le faltan las brillantes puestas en escenas, los personajes surrealistas y, sobre todo, la tremenda originalidad que siempre han caracterizado sus películas.
Solo hay una pequeña parte de la película, la protagonizada por Ron Perlman y que cuenta con una colaboración de Santiago Segura, que responde al estilo de Del Toro.
El resto es una historia sin personalidad, en la que se busca el espectáculo por encima del guion, de los actores o de la misma narración.
Porque los actores tampoco ayudan a mejorar el proyecto.
Idris Elba no tiene elementos con los que defender su personaje y Charlie Hunnam no tiene la fuerza necesaria para hacer creíble al suyo.
Rinko Kikuchi no llena la pantalla como la heroína del filme y el enfrentar a la pareja protagonista con otra menos honorable al más puro estilo “Top Gun” tampoco funciona.
Una historia en la que los hombres se enfrentan a una especie de dinosaurios gigantes salidos del centro de la tierra. Y lo hacen subidos a unos tremendos robots pilotados por un grupo de valientes voluntarios.
Argumento y estética manga para una película que no aporta nada a las de su estilo y que decepciona al pensar que detrás del proyecto está el genio de Del Toro.

Redacción Cultural / EFE

 

Ver comentarios