Guerreros temibles
Kevin Durant firmó por dos temporadas con Golden State. Noah Graham-AFP/La República
Enviar

Kevin Durant eligió Warriors, donde se unirá a Stephen Curry, para luchar por conquistar por fin un anillo de NBA.
Su elección, la más esperada del mercado de fichajes de la NBA, ha generado todo tipo de polémica.


“No creo que sea lo ideal para la NBA tener dos súper equipos (el otro Cavaliers, recientes campeones). Creo que hay que tener un convenio que permita el mayor reparto posible de los grandes jugadores entre todos los equipos”, afirmó Adam Silver, comisionado de la liga.
Sin embargo, el propietario de los Maverick, Mark Cuban, lo ve desde otro punto de vista, y señala al cuadro de Golden State como el equipo al que todos van a querer vencer.
“Los Warriors se van a convertir en los villanos de la NBA. Ha pasado como cuando LeBron James se fue a Miami. Me encantó que hubiese un malo en la liga”, aseguró.
El legendario Larry Bird también criticó la decisión de Durant, enfocándose en que este tipo de negocios lo que hace es desvirtuar la competitividad de la NBA.
“No se me hubiera ocurrido unirme al equipo de Magic Johnson en los Lakers; siempre quise competir contra él”, dijo.
Por su parte, entre los jugadores, James Harden, quien acaba de renovar con Houston por un contrato de cuatro años y $118 millones, no ha querido ahondar en el tema, aunque sí dejó su mensaje: “solo hay una canasta…”.
Pero Curry negó que meter otro gallo en un corral ya muy poblado (también hay que sumar a Klay Thompson y Draymond Green) vaya a resultar problemático a la hora de repartir responsabilidades en pista.
“Somos jugadores inteligentes y nada egoístas así que encontraremos la forma de entendernos bien. Quizá cambien un poco los roles, pero en general disfrutamos confiando los unos en los otros, jugando juntos. Así es como pasan las cosas más bonitas en pista. Así que creo que nos adaptaremos rápido a la llegada de Kevin Durant”, mencionó el MVP de la temporada regular.
Ahora con un “equipo soñado”, Golden State apunta a romper su propio récord de temporada (73 partidos ganados y solo nueve perdidos), aunque esta vez tiene la obligación de sellarlo con el anillo.


 


Ver comentarios