Guanacaste sostiene el turismo nacional
“Nos caracterizamos por nuestra excelente atención y servicio a los clientes, tanto para nacionales como extranjeros”, aseguró Allan Ortega, portavoz del complejo Lagarta Lodge. Cortesía Lagarta Lodge/ La República
Enviar

Si bien el turismo es una actividad económica que beneficia a todo el país, Guanacaste concentra la mayor porción de este pastel debido a su atractivo natural y condiciones aptas para el desarrollo de proyectos.
En los últimos años esta provincia ha sido el principal foco de inversión extranjera: solo en el primer trimestre de 2017 captó unos ¢16 mil millones foráneos para proyectos turísticos, entre los que sobresalen el parque temático Discovery y la remodelación de importantes cadenas hoteleras.
En esa zona se concentra el 25% de las habitaciones hoteleras disponibles en el país; además alberga una quinta parte de los establecimientos dedicados al hospedaje en el territorio nacional.

Lo anterior genera por lo menos 7 mil puestos de empleo, tanto directos como indirectos, poco más del 10% del total que brinda el sector turístico.

“Nuestro modelo de negocio se basa en aprovechar las bondades de la zona, aportando planes de sostenibilidad y un diseño muy elegante que le permite al visitante contar con experiencias únicas”, aportó Allan Ortega, portavoz del hotel Lagarta Lodge.

Guanacaste también se destaca por ser una zona para visitantes con alto poder adquisitivo, lo que genera más recursos para la región.

“Resulta incalculable estimar el impacto que tiene la actividad turística en Guanacaste; es sinónimo de empleo, inversiones y progreso para la provincia y por ende para Costa Rica en general”, aportó Mauricio Ventura, jerarca de Turismo.

Como parte de las iniciativas para diversificar la oferta de la provincia, el Gobierno remodeló la Ruta de las Aves, compuesta por 12 puntos de avistamiento entre los cantones de Bagaces y La Cruz; con esto se apunta a un tipo de turista que gasta entre $2.400 y $3.200, con una estadía media de 20 noches.

“Cada proyecto que se realiza en la zona es un voto de confianza para la provincia y se confirma como un destino mundial por excelencia, esto mueve la economía, la educación y el desarrollo local; hay que seguir preparándonos para ajustarnos a la demanda”, comentó Priscilla Solano, presidente de la Cámara de Turismo de Guanacaste.

El repunte de pasajeros que tuvo el aeropuerto Daniel Oduber, ubicado en Liberia, es clave en este crecimiento; para finales de 2016 llegaron a ese punto más de 570 mil turistas, esta cifra representa un 35% más que los registrados un año antes.

Desde 2015 se atrajeron tres aerolíneas nuevas a ese aeropuerto, dos de las existentes ampliaron sus frecuencias y se crearon cuatro rutas nuevas.

Otro proyecto ambicioso que el ICT espera implementar es el de turismo de bienestar o “wellness”, mediante la negociación con empresarios privados de la zona; además Guanacaste tiene potencial para albergar giras previas o posteriores a convenciones de negocios.
 

Ver comentarios