Grandes inversiones en redes eliminarían límite de uso de Internet celular
“Las redes de telecomunicaciones de cada país son diseñadas para cierta capacidad, y para revertir eso y hacerlas ilimitadas sería necesario girar grandes cantidades de dinero”, comentó Gilbert Camacho, presidente de Consejo de la Sutel. Gerson Vargas/La República
Enviar

La esperanza de que los clientes de líneas pospago dejen de recibir el mensaje de texto en el que navegarán a una velocidad menor porque consumieron el total de la velocidad contratada, se reduce únicamente a la opción de reinventar las redes.

Para esto sería necesario que Claro, Kölbi y Movistar, aumenten las inversiones que ya hacen, para construir una red sin límites completamente nueva, de acuerdo con la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

Posibilidad que se vuelve complicada, ya que ningún sistema celular alrededor del mundo está diseñado para capacidades ilimitadas.

“La única manera de revertir eso es que las empresas pongan cantidades de dinero mucho más grandes de las que dedican en cada país, pero la realidad es que ningún operador hace eso en otras partes del mundo y tampoco lo van a hacer aquí”, comentó Gilbert Camacho, presidente de Consejo de la Sutel.

Debido a que las redes locales tienen un margen de capacidad máxima para funcionar, es que el superintendente abrió hace tres años la posibilidad de aplicar la política de uso justo, medida que se eliminó a inicios de mes.

Esta política, que se empezó a aplicar en 2014 por los tres operadores, les permitía a las empresas “castigar” con una reducción de velocidad antojadiza a los clientes que abusaban del uso de Internet.

Sin embargo esta medida se eliminó a inicios de mes luego de que la Sala Constitucional ordenó modificar la limitación de las capacidades de los usuarios.

Ahora en lugar de dejar en manos de los operadores la oportunidad de fijar un límite de velocidad según su criterio, estos deben eliminar la “Política de Uso Justo” de sus contratos y apegarse a la nueva velocidad funcional de acceso a Internet móvil.

Esto indica que Kölbi, Claro y Movistar deben reducir a 256 Kbps (velocidad funcional de acceso a Internet móvil) y no a la velocidad elegida, los planes de aquellos clientes que superan la descarga de datos de Internet antes de terminar el mes del servicio.

Velocidad que, según estudios técnicos del Consejo, permite navegar sin problemas en las aplicaciones más utilizadas del país, WhatsApp, Waze, Facebook, Instagram y Google, entre otras.

“Comprendemos la situación de uso, y no se trata de dejar a nadie sin servicio, pero es necesario que estas medidas existan con el objetivo de que todos tengamos derecho a acceder a la red de Internet móvil”, indicó Camacho. 

201710271848170.530.jpg


Ver comentarios