Gobierno promueve productividad del sector público
Enviar

Luis Guillermo Solís está de acuerdo con un esfuerzo potencialmente importante para mejorar la productividad del Gobierno, al exigir recortes en la compensación pagada a varios empleados de los bancos públicos, según fuentes cercanas a este.

Solís entiende que el Estado no puede seguir pidiendo dinero, como ahora lo hace.

Pero no quiere resolver el problema de los gastos al despedir a los empleados públicos ineficientes.

La otra opción es hacerlos productivos.

Con un Estado productivo, la economía crece, y el Gobierno deja de perder.

El caso específico actual trata de quitarles a varios empleados de bancos públicos unos $25 millones al año, pagados como bonificaciones por encima del sueldo.

Como parte de este proceso, la fracción del PAC la semana pasada solicitó la comparecencia de los gerentes y presidentes de las juntas directivas de los bancos públicos, con el fin de profundizar en los pormenores.

“Esta entrega de incentivos excesivos sin control, perjudica a todos los costarricenses, pues los recursos podrían utilizarse para otras actividades del banco como créditos para pequeñas y medianas empresas”, comentó Franklin Corella, diputado del PAC.

Si se lograran eliminar estos costos, los bancos aprovecharían el dinero ahorrado para incrementar las prestaciones a las pequeñas empresas, que dinamizarían la economía.

La creación de las nuevas empresas, por su parte, procuraría un mayor nivel de equidad social, otra meta de este Gobierno.

La iniciativa de Solís además podría ser una señal para los demás funcionarios de que la seguridad del empleo del sector público tiene que ser acompañada por un control realista de los privilegios.

Podría fracasar el plan, al suponer que prosperen las apelaciones que casi sin duda harán los que reciben las bonificaciones, que datan de 1997.

Aunque si la plata se transfiriera, una banca de desarrollo a menudo es una operación arriesgada.

El programa sería efectivo, si se aplicara además a otros sectores del Estado, muchos de los cuales probablemente resistirían los cambios.

No obstante, se trata de un esfuerzo interesante.

201502022143420.n55.jpg


Ver comentarios