Enviar
En relación al mismo mes de 2009
Ganancias de bancos caen un 21% en enero
Sector privado fue el más golpeado

El 2009 dejó huella en el sistema financiero costarricense, ya que los bancos reportaron en enero una caída de los beneficios del 21,4%, siendo la banca privada la más golpeada.
Los conglomerados privados reportaron a enero una caída del 59% en sus ganancias respecto al mismo mes de 2009, ante la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).
En el caso de los bancos del Estado, estos tampoco salieron bien librados al reportar, en el periodo, utilidades de apenas el 1,1%.
Entre los bancos públicos más golpeados figuran Bancrédito con una caída de las ganancias del 157%, y el Banco Popular con casi el 27%.
Del otro lado, el BAC San José reporta en el sector privado los peores resultados al caer sus ganancias de enero de 2009 a enero de este año un 66,5%.
Las utilidades del BAC pasaron de ¢2.155 millones a ¢723 millones en el lapso en cuestión.
Todos los bancos privados, con excepción de CMB y Lafise, reportaron números rojos en sus utilidades.
Por su parte, las utilidades de todas las instituciones del sector bancario estatal sufrieron una baja que se atribuye a los efectos de la crisis económica.
En enero se confirmaron los resultados de la banca en 2009, un año que cerró con utilidades netas de ¢107 millones. Las ganancias, en términos reales cayeron un 32% con respecto a 2008.
En el caso de la banca del Estado, el Plan Escudo ha obligado a los bancos a realizar erogaciones significativas, luego de bajar hasta en dos puntos base las tasas de interés.
En 2010 la banca reanudará su crecimiento acorde con las perspectivas de lento crecimiento de la economía internacional, que va desde un 2,5% a un 3,1% conforme las proyecciones del Fondo Monetario Internacional.
No obstante, debido a la situación actual los bancos tienen como objetivo mantener los gastos administrativos en línea y buscar mayor eficiencia a través de canales electrónicos.
Un rubro en el que sí deberán procurar expansiones es en la ampliación de sucursales y agencias. Aunque las transacciones realizadas a través de una agencia física son más caras, los bancos reconocen que los costarricenses son muy dados a hacer gestiones por esta vía.
A pesar de que el año pasado la recesión también le pasó una factura al sector bancario, la apertura de nuevas oficinas no se detuvo del todo, pero sí fue más baja a la de años anteriores.
En total, los 14 bancos que operan actualmente abrieron 44 nuevas agencias y cerraron con un total de 740 en todo el país. De esas, prácticamente la mitad se inauguró en el Area Metropolitana.
Pero los bancos visualizan que este año sería diferente, pues hay indicios de recuperación de la actividad económica.
“Nosotros no solo esperamos mayores ganancias sino que incrementaremos el crédito hasta un 20%”, dijo Juan Carlos Corrales, gerente a.i. del Banco Nacional.
Otros gerentes afirman que la recuperación no solo se observa en las cifras del Banco Central. “También lo vemos en la reacción de las empresas”, dijo Hairo Rodríguez, gerente del Banco Cathay, quien señaló que el año pasado el perfil empresarial era muy bajo concentrado en reducir inventarios y sostenerse en el periodo de crisis. Este año los aires están renovados y se están lanzando a crear nuevos proyectos, adujo.



Wilmer Murillo
[email protected]
Ver comentarios