Futuro del PLN y PUSC en cuerda floja por debate del cementazo
Enviar

El futuro electoral de Antonio Álvarez, del PLN, y Rodolfo Piza, del PUSC, estaría en la cuerda floja por el debate legislativo del caso del cemento chino que inicia hoy, ya que esos dos partidos se encuentran en un mano a mano por meterse en una segunda ronda de votaciones.

También, sería el último clavo en el ataúd de Carlos Alvarado, del PAC y Otto Guevara, del Movimiento Libertario, de acuerdo con varios analistas consultados por LA REPÚBLICA, a un mes de las elecciones nacionales.

Paralelamente, el control político sería un empujón adicional para Juan Diego Castro, del PIN, y una oportunidad para hacerse notar en el caso de Rodolfo Hernández, del Republicano, y Edgardo Araya, del Frente Amplio.

Y es que la avalancha de acusaciones y recriminaciones, así como los discursos encendidos de los diputados en las próximas semanas tendrá como único objetivo el golpear y destruir a sus rivales.

Es de esperar que los candidatos presidenciales aprovechen la oportunidad para acentuar denuncias, pedir explicaciones y demandar renuncias y compromisos éticos, que a su vez serán magnificados por los medios de comunicación, colocando de esta forma la lucha contra la corrupción como un tema prioritario de la campaña.

Las sesiones legislativas que se realizarán a partir de hoy son excepcionales, no solo porque no hay proyectos convocados para discutir —el gobierno retiró todas las iniciativas de la agenda—, sino también porque la costumbre legislativa ha sido aprobar un receso de un mes para atender la actividad política electoral, que en esta ocasión no aplicó.

Inicialmente, el PUSC entendió el peligro de regresar a trabajar hoy al Congreso, pero la semana pasada Piza ordenó a sus legisladores presentarse a trabajar, mientras que los verdiblancos siempre estuvieron dispuestos a sesionar.

“Sin duda para Liberación y el PUSC todo lo que se diga en cuanto al cemento chino será determinante en las próximas semanas, pues esos dos partidos están luchando para meterse en una segunda ronda, de acuerdo con lo que nos dicen las encuestas. Existe una alta posibilidad de que cualquiera de estos dos partidos quede fuera de las elecciones”, dijo Claudio Alpízar, analista político.

Aunque esas dos agrupaciones no cargan con el peso de las acusaciones del escándalo de supuesta corrupción —que sí cargan el PAC y el Libertario—, existe una percepción histórica de desatinos de transparencia que los pone en peligro.
“El gobernante PAC será el que más sufra por este debate del cemento, ya que ellos prometieron transparencia, que iban a ser vigilantes en contra de la corrupción y lo que tenemos es precisamente lo contrario, mientras que las conclusiones en torno al PUSC que no se incluyeron inicialmente, podrían relucir ahora, afectando los intereses de esas agrupaciones”, dijo Vanessa Calvo, analista independiente.

Por otra parte, Juan Diego Castro se vería beneficiado en esta recta final, ya que él ha tomado la lucha contra la corrupción como uno de sus temas de campaña.

Además, al ser integrante de un partido que no ha gobernado nunca, se presenta como un “outsider” de la política tradicional, en momentos en que sus rivales se recriminan mutuamente.

“Propiciar el debate legislativo tiene como único interés, sostener este tema en los medios de comunicación por sus efectos electorales y así darles tribuna a los partidos y candidatos, algunos serán ganadores y otros sin duda perdedores en este intercambio”, aseveró Vladimir de la Cruz, analista independiente.

A finales de diciembre los diputados dieron a conocer su informe de investigación sobre el caso del cemento chino, en el cual determinaron que desde el Gobierno se promovió una red de tráfico de influencias, para supuestamente favorecer al empresario Juan Carlos Bolaños, quien hoy se encuentra en la cárcel, junto a varios exjerarcas del BCR.

En el escándalo también se vieron salpicados políticos de otros partidos como el PLN, el PUSC y el Libertario, quienes se habrían reunido y hasta trabajado para Bolaños.

El debate sobre el cemento chino se da en momentos en que Castro se perfila como el ganador de la contienda política, mientras que Álvarez d y Piza se disputan el segundo puesto, de acuerdo con la empresa Opol Consultores, que dio a conocer su más reciente encuesta el viernes.

Como ninguno de los aspirantes presidenciales obtendría el 40% de los votos válidos, sería necesario ir a una segunda ronda electoral el 1° de abril.
 



Ver comentarios