Enviar
Funes y Lula abogan por mayor cooperación económica

Los presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Mauricio Funes, de Brasil y El Salvador, defendieron ayer la necesidad de aumentar la cooperación regional, durante una reunión que mantuvieron en Sao Paulo en la que también trataron asuntos políticos.
“El Salvador le apuesta a la democracia con un sector económico dinámico para afrontar los nuevos retos. Queremos construir una relación de confianza con los empresarios”, subrayó Funes al intervenir en el Encuentro Empresarial Brasil-El Salvador.
Funes, que ayer efectuó una visita a Brasil, se reunió con Lula en privado y posteriormente los dos gobernantes participaron en la clausura de la cita empresarial, en la sede de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP).
El presidente salvadoreño expuso las condiciones legales y políticas que ofrece su país a la inversión extranjera y subrayó el interés de su Gobierno en aumentar la cooperación y el comercio con Brasil.
Por su parte, Lula afirmó que uno de los sectores más promisorios en la relación económica con El Salvador y los demás países centroamericanos es el de la producción y exportación de etanol de caña de azúcar, un producto que puede tener gran acogida en el mercado estadounidense y de cuyas ventas externas podrían obtener réditos los empresarios brasileños.
Brasil es el mayor productor mundial de etanol de caña de azúcar, pero Estados Unidos lidera la de ese biocombustible en general, producido a partir del maíz.
“El Salvador ya produce etanol, pero necesitamos aumentar esa producción y vender para Estados Unidos, desde El Salvador, un etanol de mejor desempeño que el que ellos (los estadounidenses) producen de maíz”, aseveró Lula.
El presidente recordó que gracias al tratado de libre comercio entre Estados Unidos y los países centroamericanos, los productos de esa región tienen más facilidad de acceso al mercado estadounidense.
“Brasil no tiene por qué tener miedo de ver crecer a sus vecinos”, dijo Lula, quien insistió en la necesidad de fomentar la cooperación científico-técnica como forma de transmitir a Centroamérica los avances de su país en la producción de etanol.
De otro lado, el presidente lamentó la “reducida” corriente comercial bilateral que, según datos oficiales brasileños, fue de $200 millones en 2009, con un superávit para Brasil de 195 millones.
Ante esos números, el mandatario señaló: “Comprarle más a El Salvador e igualar la balanza no le hace daño a nadie aquí”.
Lula y Funes fueron testigos de la firma ayer de varios acuerdos de cooperación, que contemplan la creación de una escuela técnica de capacitación profesional y otra para la formación de líderes en defensa de los derechos infantiles, proyecto que cuenta con el apoyo de la oficina del Unicef en Brasil.
Igualmente, durante la visita de Funes se firmaron acuerdos de cooperación en materia de protección social, de agricultura familiar y ecoturismo que beneficiarán principalmente a mujeres jefes de hogar.
Los dos mandatarios se refirieron también a algunos asuntos de la actual coyuntura política regional.

Sao Paulo
EFE
Ver comentarios