Franquicias de restaurantes nacionales reducen sus espacios
El Novillo Alegre reducirá el espacio de su restaurante en Curridabat para la apertura de otro en Ciudad del Este, contó Wendy Moreno, gerente de Mercadeo de la franquicia. Esteban Monge/La República
Enviar

Suplir las necesidades de los clientes cada vez más cerca de su residencia y lugar de trabajo empuja a las franquicias nacionales de restaurantes a optar por locales cada vez más pequeños.

“El principal decisor es la cercanía: por tiempo, conveniencia, ahorro de combustible, por las famosas presas”, explicó Esmeralda Barreiro, directora de Triada Reseach & Planning, empresa que realiza investigaciones de mercado para diferentes sectores, incluido el inmobiliario.

Pese al cambio en infraestructura, las franquicias mantendrán los menús especializados y la experiencia, además apuntan a una operación más eficiente.

Junto a este objetivo, los nuevos restaurantes están influenciados por la disponibilidad de espacios más pequeños tanto en centros comerciales como en plazas.

“Si vemos el mercado, la tendencia es cada vez todo más cerca, formatos más pequeñitos, precios más bajos (…) Parte de nuestra recomendación son los locales con esta característica porque la idea es que sea rentable para los inquilinos, que sea un negocio sostenible a largo plazo”, agregó Barreiro.

La tendencia ha implicado la modificación de un espacio para la apertura, tal es el caso de El Novillo Alegre.

Esta franquicia nacional reducirá el tamaño de su local en Plaza Freses, Curridabat —el tercero más amplio de los nueve que opera en el país— para inaugurar otro en Ciudad del Este.

“Queremos abarcar mercados geográficos, achicando operaciones pero con el mismo menú, mismos precios y mismas promociones —manteniendo la experiencia de El Novillo— en el área metropolitana y fuera de ella”, dijo Wendy Moreno, gerente de Mercadeo de la franquicia.

Esa mentalidad de estar cada vez más cerca de los clientes, con platillos especializados, la comparte Sushi to Go, con oferta japonesa, fundada en 2008.

“Tener un local grande no genera rentabilidad, los gastos operativos son más altos. Los restauranteros hemos tenido que darnos a la tarea de volver a nuestros inicios, a locales más pequeños, eso es lo que el mercado está solicitando. Al cliente definitivamente le gustan locales más acogedores que un lugar tan amplio”, según Gabriela Gutiérrez, propietaria de Sushi to Go.

Para responder al mercado las empresas además deben valorar la incorporación de servicio exprés y “para llevar”.

“En los últimos años se ha generado un cambio en los negocios hacia conceptos más pequeños y las franquicias lo han utilizado como un medio para ofrecer opciones de menor costo y con mayor rentabilidad para los franquiciados”, comentó Karol Fallas, directora ejecutiva del Centro Nacional de Franquicias de la Cámara de Comercio de Costa Rica.

En comparación

En sus últimas inauguraciones las franquicias contemplan menos espacio, en comparación con los primeros restaurantes.

El Novillo Alegre
Locales en Escazú y Santa Ana comprenden 400 y 600 m², respectivamente; mientras que la última apertura, en Jacó, 250 m²

Sushi to Go
Su primer local se ubica en Moravia, actualmente consta de 100 m². Sin embargo las aperturas de la empresa no superan los 70 m²


Ver comentarios