Frágil competitividad amenaza meta de exportaciones
El rezago en infraestructura, el alto costo de la energía y los problemas fiscales del país, hacen que las metas exportadoras pendan de un hilo. Shutterstock/La República
Enviar


Sectores ven difícil aumentar ventas a $21 mil millones

Frágil competitividad amenaza meta de exportaciones

Problemas de energía, infraestructura y fisco no dejarían al país despegar

Si Luis Guillermo Solís desea cumplir sus metas de exportaciones y atracción de inversión extranjera, deberá antes resolver una serie de viejos problemas que afectan la competitividad del país.
El rezago en infraestructura, el alto costo de la energía y los problemas fiscales del país, hacen que sus intenciones pendan de un hilo.
Ese es el criterio de diputados de la oposición, Marco Vinicio Ruiz, exministro de Comercio Exterior, e incluso Alexánder Mora, actual responsable de esa cartera.
Al finalizar su mandato, Solís pretende que el país exporte unos $21 mil millones, es decir, un incremento de un 20% para toda su gestión. Esa meta es mucho menor que la planteada por los dos gobiernos anteriores.
Por otra parte, el Presidente busca alcanzar unos $8 mil millones en inversión extranjera directa, lo cual, es una meta inferior a la de su antecesora, pero mayor a la propuesta por Óscar Arias.
Entre las propuestas estratégicas para acabar con el rezago en infraestructura, el Gobierno pretende ampliar y mejorar la ruta a Limón, construir la carretera a San Ramón y lograr una inversión de $1.000 millones para modernizar la terminal de contenedores de Moín, por medio de una concesión a la empresa APM Terminals.
Todos estos proyectos de inversión no están garantizados, debido a los vaivenes políticos que han obstaculizado su ejecución durante años.
Al terminar esta administración, Solís planea que el tiempo de espera de inactividad en el puerto caribeño se haya reducido en cuatro horas y que la nueva terminal esté en operación total.
En cuanto al tema energético, Costa Rica es hoy día el más caro de Centroamérica, lo que representa un gran obstáculo para las empresas que quieren invertir en el país.
Sobre este tema, hay una gran nebulosa porque no existe claridad sobre la forma en que se aumentará la producción a menor costo.
En ese sentido, se debate el aumento de la participación privada en la generación eléctrica, la producción geotérmica en parques nacionales y la entrada en operación del proyecto hidroeléctrico Diquís.
Lo único que se dio a conocer es que Solís quiere ampliar la matriz de energía para que el 97% sea renovable, mientras tanto, el Gobierno convocó a un diálogo con diversos sectores, para ofrecer una propuesta en abril del próximo año.
Otro de los temas que el mandatario debe resolver para alcanzar sus metas en exportaciones e inversión extranjera, está relacionado con la economía.
Un déficit fiscal cercano al 7% del PIB, así como un endeudamiento público superior al 50% del presupuesto, haría que las finanzas del país estén en riesgo

201411182234510.jj.jpg

 

 

Natalia Chaves
[email protected]
@nataliachavesb

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios