Logo La República

Jueves, 15 de abril de 2021



NOTA DE TANO


Fracaso en Guadalajara tiene nombre

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 23 marzo, 2021

Rodolfo Villalobos

En agosto del año 2018, Nicolás Hulot, Ministro de Ecología de Francia, renunció a su puesto, luego de que se derrumbara un puente y fallecieran dos personas en el accidente.

En marzo del año 2021, la Selección Nacional Pre Olímpica, se derrumbó en un estadio de Guadalajara, fue goleada 3-0 y literalmente “bailada” por México, pero la cabeza, el ministro y líder de esta tragedia deportiva, no solo no renuncia, sino que desaparece.

Lea más: "Rodolfo Villalobos me llamó para que fuera a los medios a hablar mal de Pinto": Exfederativo

Rodolfo Villalobos, si de casualidad está en Costa Rica y no anda paseando en Europa con la Mayor, tenga la decencia de renunciar a su puesto. Usted es el principal responsable de esa humillación y vergüenza que sufrimos los costarricenses, aplastados en un rectángulo de fútbol por un par de seleccionados de nuestra zona de Concacaf.

Usted es un dirigente acomodado, bien sentado en la amplia burocracia que camina lauda y sonriente por las instalaciones del Proyecto Gol y que después de Brasil 14, se ha dedicado, alma y corazón adentro, a lanzar al fútbol nacional al más humillante de los despeñaderos.

El fracaso en Guadalajara para nada me sorprende. Llevo varios años escribiendo y manifestando en diferentes escenarios, que el fútbol costarricense es de quinto mundo.

Lo dije hace pocos días en la Revista Dominical de La Nación, porque quienes peinamos canas y vimos cómo se jugaba al fútbol en Costa Rica en los años 50, tenemos la enorme ventaja de hacer comparaciones, tan odiosas, pero ciertas al fin.

Lea más: Rodolfo Villalobos aborta la crisis

El fútbol de Costa Rica es mediocre y está inflado por una prensa deportiva igual de mediocre, entre la que me incluyo en la primera final. Estamos inundados de mediocridad en todos los niveles.

Estos seleccionados “olímpicos”, que se supone son la crema y nata de nuestros talentos, en su mayoría tiran a la basura sus estudios secundarios, en busca del apetecido contrato millonario.

Les cuesta expresarse, a la hora buena no saben jugar como lo vimos en Guadalajara, pero tienen agente que los representa. Usted les pregunta algo personal y responden: ¡hablen con mi agente!. Pucha, que importantes.

Y del técnico Douglas Sequeira, qué decir: un joven repleto de buenas intenciones, que ni siquiera tuvo la capacidad de poner una alineación ya montada y trabajada con ocho jugadores del Alajuelense.

Incluso, al mejor de ellos, Barlon Sequeira lo eliminó del grupo, amparado a una lesión inexistente. Seguimos mañana.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.