Fortalecimiento del tren se descarrila por oposición del PUSC
Si no existe fiscalización por parte de la Contraloría en las contrataciones del Incofer, se corre el riesgo de que haya casos de corrupción, considera Johnny Leiva, jefe del PUSC, que se opone a que dicha institución haga compras discrecionales. Gerson Vargas/LA REPÚBLICA
Enviar

201603092038591.recuadro-9.gif
Aunque los diputados del PUSC están a favor de fortalecer el sistema de trenes en el país, no permitirán el avance de la ley de fortalecimiento del Incofer, hasta que no se saquen del proyecto los artículos que le permitirían a esa institución hacer contrataciones “exprés”.
Los rojiazules buscan evitar que se abra un portillo para la corrupción, ya que al permitir las inversiones discrecionales en el Incofer, por medio de una vía de excepción, la Contraloría no haría ningún tipo de control preventivo, por lo que podrían generarse nuevas “trochas fronterizas”, dijo Johnny Leiva, jefe de fracción del PUSC.

Por otra parte, si se le da esa oportunidad al Incofer, no sería extraño que otras instituciones también quieran evitar la Ley de Contratación Administrativa.
“El Incofer debe fortalecerse, pero este fortalecimiento no debe ir en detrimento de la transparencia en el uso de los recursos públicos. Es importante mantener igualdad en las normas de contratación, máxime que el Incofer no está en régimen de competencia”, agregó Leiva.
Uno de los objetivos de la ley de fortalecimiento del Incofer, es echar a andar el proyecto de tren eléctrico metropolitano.
En estos momentos la iniciativa tiene más de 100 mociones y si el PUSC no cede, es poco probable que se vote en estas sesiones extraordinarias, además de bloquear la agenda de debate en el Parlamento.
Ante este panorama, el Gobierno decidió hacer un alto en el camino en la tramitación de esta ley y sentarse a negociar con los rojiazules, ya que el PLN, el Movimiento Libertario y el Frente Amplio, sí están de acuerdo en votar cuanto antes la ley de fortalecimiento del Incofer tal y como está.
Para Zapote, la exigencia del PUSC convertiría al proyecto en inservible, ya que no contemplaría nuevos impuestos para la institución, ni tampoco le daría armas para hacer más eficiente su gestión y eventual inversión.
“Si nosotros aceptamos una propuesta como esa, no habría ningún fortalecimiento para el Incofer, ni para el tren eléctrico. Nuestra intención es que las inversiones se puedan hacer rápido y Costa Rica cuente con la infraestructura que se requiere para hacer avanzar al país”, dijo Marco Redondo, jefe del PAC.


Ver comentarios