Fondos en activos del mercado monetario inician una nueva era
Trabajadores de la bolsa de valores en Nueva York. AFP/La República
Enviar

A semanas del inicio de una reforma radical del sector del mercado de dinero en Estados Unidos por valor de $2,6 billones, los administradores de fondos se preparan para un éxodo de último momento de no menos de $300. mil millones de fondos en la mira de los reguladores.

Los fondos de inversión de alta calidad crediticia (“prime”), que buscan retornos más altos comprando títulos como pagarés, constituyen el núcleo de la reforma. Sus activos ya se desplomaron casi $700 mil millones desde el inicio de 2015, hasta $789 mil millones, muestran datos del Investment Company Institute. Ese flujo de salida se propagó por todos los mercados financieros, destruyendo la demanda correspondiente a deuda a corto plazo de bancos y otras empresas y elevando sus costos de financiamiento.
La transformación del sector de los fondos de inversión en activos del mercado monetario, a los que se vuelcan los inversores para estacionar efectivo, es consecuencia de los esfuerzos de los reguladores por volver más seguro el sistema financiero en el período posterior a la crisis financiera. La fecha clave es el 14 de octubre, cuando entrarán en vigor las normas que exigen a los fondos institucionales de alta calidad crediticia y los exentos de impuestos poner fin a una tradición que lleva más de 30 años de fijar las acciones en $1. Los fondos que tienen solamente deuda pública podrán mantener ese nivel. Compañías como Federated Investors y Fidelity Investments, que ya redujeron o modificaron las ofertas de alta calidad crediticia, se están preparando por si los inversores retiran más dinero a medida que se acerca la nueva era.


“Todos los administradores, al igual que nosotros, se están posicionando en torno de la incertidumbre respecto de la magnitud exacta de los flujos de salida”, dijo Peter Yi, director de renta fija a corto plazo en Northern con sede en Chicago, que tiene a su cargo $906 mil millones.
Si bien Yi considera que una salida adicional de inversores de los fondos de alta calidad crediticia posiblemente alcanzaría $200 mil millones en los próximos 30 días, TD Securities predijo que puede llegar a ascender a $300 mil millones.
Yi se prepara abreviando el vencimiento promedio ponderado de sus fondos y evitando deuda a corto plazo que vence más allá de setiembre. No es el único. En el caso de los mayores fondos institucionales de alta calidad crediticia monitoreados por Crane Data, el vencimiento ponderado promedio de las tenencias cayó hasta un lapso sin precedente de diez días. Los inversores no solo están evitando los valores activos netos flotantes. Los fondos de inversión de alta calidad crediticia también pueden imponer restricciones como comisiones de rescate.
En medio del tumulto, los activos de los fondos de inversión del mercado monetario se han mantenido estables en razón de que la mayor parte del efectivo que abandona los fondos de inversión de alta calidad crediticia y exentos de impuestos se trasladó a ofertas con menor nivel de riesgo que se centran en los bonos del Tesoro y otra deuda vinculada al Estado, como los títulos de organismos federales y los acuerdos de recompra. Estos fondos están exceptuados de las nuevas normas, que la Comisión de Valores de Estados Unidos emitió en 2014.


Ver comentarios