Logo La República

Domingo, 17 de enero de 2021



NACIONALES


Tras aprobación de reforma de ley

Flexibilización del INA acabará divorcio entre oferta académica y demanda empresarial

Sector productivo trabajará hombro a hombro con la institución de cara a la IV Revolución Industrial

Karla Barquero [email protected] | Miércoles 09 diciembre, 2020

Andrés Romero
La reforma permitirá a las personas tener un empleo de calidad y llenará las necesidades del sector productivo. En la imagen Andrés Romero, presidente ejecutivo del INA. Cortesía/La República


Respuestas ágiles para las empresas que buscan talento en Costa Rica y para quienes necesitan capacitaciones en las áreas de más alta demanda, es a lo que aspira la reforma de ley del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Una vez que entre en vigencia dicha transformación, se acabará el divorcio que existe entre lo que forma la institución y el talento humano que demandan las empresas.

Esto es vital de cara a la cuarta revolución industrial que trae consigo un mercado cambiante y en constante actualización.

Lea más: “Flexibilizar al INA será vital para reactivar economía”

“Con esta reforma, podremos ofrecer a las personas más oportunidades de formación y capacitación que siempre vayan de la mano con la innovación y las nuevas tendencias y, con ello, permitirles tener mayores competencias para un empleo de calidad o para emprender, al tiempo que se satisfacen las necesidades de talento humano del sector productivo”, afirmó Andrés Romero, presidente ejecutivo del INA.

Para lograrlo, la iniciativa le fija las atribuciones y funciones al INA para que pueda impactar en la empleabilidad de las personas.

Por ejemplo, lo faculta a otorgar becas a personas en condiciones de vulnerabilidad para que reciban servicios de capacitación, e incluso, formación en otras instituciones siempre y cuando estén avalados por el INA.

Además, le permite contratar la oferta académica de otros centros de formación en caso de que algún sector de la industria requiera alguna formación y el INA no la ofrezca.

Para que esto sea posible se cumplirán todos los requerimientos de control de la calidad y trazabilidad y fija un tope a los subsidios y al presupuesto anual de becas que no podrán ser sobrepasados.

Por otra parte, se reforma el régimen de empleo del INA para que este se encuentre fuera de Servicio Civil, lo que le dará agilidad y rapidez a la institución para adaptarse a las necesidades del mercado.

Lea más: INA se prepara para la IV Revolución Industrial

Es decir, el INA pasa a tener una posibilidad de contratar a docentes ya sea por horas, por proyectos o por lecciones para agilizar la respuesta a la gente y saldar la necesidad de algún sector o en caso de alguna emergencia.

Otro cambio es que agiliza los mecanismos de contratación administrativa del Instituto, de manera que responda rápidamente a las necesidades de cupo y habilitación de nuevos servicios. A su vez, se habilitará al INA para crear fideicomisos, que le permitirá construir infraestructura educativa de forma ágil y rápida.


CAMBIOS SOCIALIZADOS


La construcción de la reforma a la ley se generó a través de un proceso de investigación y espacios de diálogo social con los sectores de:

  • Gobierno
  • Asamblea Legislativa
  • Laboral
  • Empresarial
  • Académico
  • Estudiantil
  • Sociedad civil
  • Programa EUROsociAL de la Unión Europea
  • Banco Interamericano de Desarrollo
  • Instituciones homólogas de Corea del Sur, Singapur y Suiza
  • Expertos en formación profesional, empleo, inclusión social, mercados de trabajo y otros


NOTAS RELACIONADAS


Andrés Valenciano, presidente ejecutivo del INA

INA trabaja en cuatro ejes para actualizar talento tico

Lunes 11 mayo, 2020

Plan está en marcha.





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.