Logo La República

Sábado, 31 de octubre de 2020



NACIONALES


Entrevista especial Andrés Valenciano, presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Aprendizaje

“Flexibilizar al INA será vital para reactivar economía”

Talento debe ser formado tomando en consideración las nuevas necesidades de los sectores

Karla Barquero [email protected] | Viernes 24 abril, 2020

Andrés Valenciano
Andrés Valenciano, presidente ejecutivo del INA. Esteban Monge/La República


Una fuerza laboral bien capacitada será un elemento clave para reactivar la economía, una vez pasada la emergencia del Coronavirus, según Andrés Valenciano, presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Lograr que la formación del talento humano vaya de la mano de las nuevas necesidades del mercado será vital y por ello, el INA requiere de flexibilidad, según Valenciano, quien aseveró que la institución tendrá un rol protagónico y estratégico.

¿Cuál es el principal reto que trae la emergencia por el Coronavirus?

Antes de esta emergencia se venía señalando la importancia de la formación profesional y la educación técnica para hacerle frente a un montón de retos que estábamos ya viviendo, retos asociados a una transformación productiva por esto de la industria 4.0, en la transformación tecnológica y digital que ya el mundo venía viviendo.

Ahora, con esta emergencia se acentúa aún más estas tendencias.

¿Qué hace el INA ante este reto?

Antes de la emergencia veníamos planteando y se venía trabajando de la mano con el sector privado, con organizaciones de la sociedad civil y con la Asamblea Legislativa en un proyecto de ley de modernización del INA que busca darle flexibilidad a la institución.

Lea más: INA se prepara para la IV Revolución Industrial

¿Por qué es necesario ese cambio?

Lo que hemos estamos viendo en esta emergencia, es que ha llevado a empresas, organizaciones y personas a tener que adaptarse a un “nuevo normal”, en el que vemos la necesidad de las personas de poder adquirir nuevas competencias.

Por ejemplo el tema digital, el tema del uso de la tecnología, el uso de redes sociales, de mercadeo en línea son un montón de tendencias que si bien ya las estábamos viendo, ahora se aceleraron.

Estamos trabajando en programas de respuesta inmediata pero también haciendo ver la necesidad de este proyecto de modernización y de transformación del INA para ayudar más a la gente y a los sectores a salir adelante.

¿Cómo se le dará esa flexibilidad al INA?

El proyecto contempla flexibilidad en el otorgamiento de becas y en la contratación.

En el caso de las becas, cuando trabajamos de la mano con algún sector de la industria y nos pide algún programa de formación como análisis de datos, inteligencia artificial o algo muy específico, que el INA no tiene el currículum desarrollado, el proyecto de ley nos permite becar con nuestros recursos a personas a otros centros de formación que sí tengan esa oferta.

Así ayudamos a las personas que se formen en áreas donde hay mucho trabajo y a las industrias a seguir creciendo con recurso humano capacitado.

¿Y la flexibilidad en cuanto a la contratación?

El proyecto de ley pide que el INA en su régimen de empleo se salga del Servicio Civil y pase a tener una posibilidad de contratar por horas, por proyectos o por lecciones para agilizar la respuesta a la gente.

Justo en el caso de esta emergencia nosotros ya hemos desarrollado mesas de trabajo con diferentes sectores, de turismo, de servicios, industria, para ver cuáles son sus necesidades y puede ser que en este levantamiento de necesidades nos pidan la atención muy inmediata de ciertas empresas, o capacitar gente en ciertas áreas específicas.

El proyecto de ley nos permitiría a nosotros contratar docentes para atender esa necesidad.

Entonces, ¿viene la flexibilidad a acabar el "divorcio" entre la oferta de talento humano y la demanda?

La idea es que el INA responda por demanda: que los sectores nos indiquen cuáles son los programas que necesitan que demos en modalidad virtual y nosotros diseñarlos, ofrecerlos y ejecutarlos, al ser institución autónoma lo podemos hacer.

Lea más: Pandemia impulsa generación de empleo en sector tecnológico y en salud

Dice que la formación es clave, ¿ya ha hecho prospección laboral, se conocen cuáles serán las tendencias tras la pandemia?

Lo que estamos viendo en tendencias globales es que todo lo que tiene que ver con la economía digital se aceleró: desde temas del teletrabajo hasta la capacidad de las organizaciones a moverse hacia el e-commerce.

Vemos también otras áreas interesantes que van creciendo como la economía gris, nuestras poblaciones alrededor del mundo de adultos mayores van creciendo y el Coronavirus ha dejado al descubierto lo vulnerables que somos.

Y en el caso específico de Costa Rica, ¿cuáles son esas tendencias?

Hemos sentado mesas de trabajo. Por ejemplo con el sector turismo vemos que es un sector que se va a transformar radicalmente, estamos trabajando con Canatur y el ICT en pensar cómo Costa Rica logra posicionarse como un país que cumple estándares de higiene, de salud, de limpieza que probablemente el turista va a exigir pasada la pandemia.

El INA está en esa conversación, porque eso significa que tendremos que capacitar al personal de los hoteles, de los restaurantes y las operadoras de turismo,en nuevas prácticas de higiene y salubridad para atender al público y ofrecer el servicio que ahora la gente va a buscar.


NOTAS RELACIONADAS







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.