Fiscal argentino que acusó a Cristina Fernández tenía amenazas
Enviar

Fiscal argentino que acusó a Cristina Fernández tenía amenazas

Tras la denuncia que presentó la pasada semana contra Cristina Fernández, presidenta argentina, y varios de sus colaboradores, Alberto Nisman, fiscal argentino hallado muerto hoy, tenía fuerte protección policial por amenazas.
Debido a sus investigaciones sobre el ataque a la mutual judía AMIA en 1994, Nisman dijo que se sentía en riesgo tras denunciar a Fernández por presunto encubrimiento a Irán.
Esta madrugada Nisman fue hallado muerto en su vivienda de Buenos Aires, y contaba con una custodia de diez agentes de la Policía federal.
El propio fiscal admitió en declaraciones a un reducido grupo de periodistas tras presentar la denuncia, el pasado miércoles, que le había advertido a su hija que se preparara para escuchar "cosas terribles" de su padre.
Nisman había comentado que estaba amenazado y que incluso había solicitado a la Procuraduría General un aumento de su custodia, según Patricia Bullrich, diputada opositora, que iba a presidir la comparecencia de Nisman hoy ante una comisión del Parlamento para dar detalles sobre su denuncia contra la presidenta.
"La última vez que hablé con él me dijo que le había avisado a su hija de 15 años que lo iban atacar pero que tenía responsabilidades éticas y daría las pruebas en el Congreso", dijo Bullrich a periodistas.
El fiscal había presentado una denuncia por intimidación por una amenaza recibida por correo electrónico en la que le exigían su renuncia y amenazaban con la integridad de su hija, según la agencia judía de noticias.
Nisman apareció en el baño de su casa, con un tiro en la cabeza y junto a una pistola calibre 22 y un casquillo de bala.
Los investigadores no hallaron ninguna carta de despedida en su domicilio, pero sí numerosa documentación sobre la denuncia que había presentado contra el Poder Ejecutivo.
El atentado contra la AMIA causó 85 muertos y 300 heridos el 18 de julio de 1994, dos años después de que una bomba explotara frente a la embajada de Israel en Buenos Aires y provocara 29 víctimas mortales.
La investigación y la comunidad judía atribuyen a Irán y a la organización Hizbulá la planificación y ejecución de ambos atentados.

EFE

Ver comentarios