Figueres: “Nos hemos vuelto un partido mucho más conservador”
“La vida me ha enseñado que no hay que descartar nada, pero cada cosa en su momento”, afirmó José María Figueres sobre su posible candidatura a la presidencia en 2018. Gerson Vargas/La República
Enviar

Presidencia de Liberación Nacional se definirá mañana

Figueres: “Nos hemos vuelto un partido mucho más conservador”

Exmandatario abogará por un PLN progresista y “de futuro”

José María Figueres está convencido de que él es la persona ideal para renovar el partido que fundó su padre hace 63 años, por eso aspira a su presidencia en las elecciones que se celebrarán mañana durante la Asamblea Nacional de Liberación Nacional.

201502052146410.n44.jpg
A la vez, no descarta su candidatura para volver a la Presidencia en 2018, pero asegura que por ahora su prioridad es avanzar hacia un nuevo Liberación Nacional, para que el partido se recupere de la peor derrota electoral de su historia.
A pesar de la reticencia que su nombre genera en algunas personas, Figueres afirma que, luego de diez años de vivir fuera del país, hoy es un hombre mejor preparado para liderar la transformación que exige su partido.

¿Por qué José María Figueres es la persona ideal para presidir el Partido Liberación Nacional?
Porque entiendo el mensaje que nos mandó el pueblo de Costa Rica en las pasadas elecciones, cuando nos enfrentamos a nuestra peor derrota histórica. Conozco este partido y estoy convencido de que sus mejores tiempos están por venir.
Tengo ideas claras y precisas de lo que debemos hacer en Liberación Nacional para reverdecer, fortalecer y cambiar lo que tenemos que cambiar.
Soy un convencido de la democracia y de que la única manera de fortalecerla es a través de los partidos políticos.

¿De ganar la presidencia de Liberación Nacional el sábado, será esta su primera victoria hacia la presidencia en 2018?
Si estuviera pensando en 2018 no me habría metido a buscar la Presidencia del partido, me hubiera quedado al margen de estos acontecimientos.
En lugar de eso, he cogido un camino mucho más duro, el de meterme al partido a modernizarlo, reverdecerlo, fortalecerlo y cambiarle las cosas que hay que cambiarle.
Esta es una tarea muy dura, pero ni pretendo ser el que tiene todas las soluciones, ni mucho menos el que lo va a hacer solo.

¿Pero no descarta una candidatura en 2018?
Ni pienso en ella en este momento, ni la descarto.
La vida me ha enseñado a que no hay que descartar nada, pero cada cosa en su momento.
Hoy trabajamos en avanzar hacia un nuevo Liberación y ese es un trabajo de tiempo y dedicación completa.

¿Cómo vender la idea de renovación si sería un expresidente quien estaría al frente?
Creo firmemente en un nuevo Liberación, en uno que tenga nuevamente sentimiento de familia.
Que sea un partido incluyente, que abra sus puertas para que se nos puedan sumar muchas y muchos costarricenses que no han estado en Liberación Nacional.

Fernando Ferraro dijo que el “PLN se ha impregnado de un tufo conservador”. Las nuevas generaciones exigen un partido más progresista. Hablo de derechos sexuales reproductivos, uniones civiles de personas del mismo sexo, por ejemplo. ¿Cuál es su opinión?
Estoy de acuerdo con la apreciación, en muchos temas, nos hemos vuelto un partido mucho más conservador de lo que fuimos.
Yo quiero que el nuevo Liberación sea un partido progresista y de futuro.
Quiero que seamos modernos en lo cultural, precisamente por los temas que usted menciona, que están a flor de piel, sobre todo en la juventud, y sobre los cuales Liberación Nacional debe tener claras posiciones.

¿En qué ha cambiado José María Figueres en estos últimos diez años?
En mucho. Es una persona que entiende el mundo, sabe por dónde avanza y que se ha dedicado mucho a estudiar cuáles son las oportunidades que tiene Costa Rica dentro de ese nuevo mundo.
Es una persona mucho más madura, que ha aprendido de los triunfos y los éxitos, pero también de los golpes, y que por lo tanto, está hoy mucho mejor preparado para liderar un esfuerzo transformativo, como el que tenemos a las puertas en Liberación.

Las nuevas generaciones tienen más armas e información política a mano y a muchas personas, su nombre les genera cierta reticencia. ¿Le hace bien al partido que sea usted quien lo encabece?
Le hace mucho bien. Entiendo este partido. Por mi cuerpo corre sangre liberacionista. Me duele ver la situación que vive hoy y quiero modernizarlo.

Los jóvenes y las mujeres continúan teniendo un bajo nivel de participación política. ¿De qué jóvenes y mujeres se piensa rodear usted?
De todas las mujeres y todos los jóvenes que quieran trabajar, y los he encontrado muy ansiosos de que se les abra una oportunidad en un partido que tradicionalmente les ha cerrado las puertas.
Con esos jóvenes vengo hablando entre otras cosas de la conveniencia y necesidad de montar un programa de capacitación dentro de Liberación Nacional, como el mejor que jamás hemos tenido.

¿Quiénes son sus candidatos para la Asamblea Plenaria del sábado?
Veo en la conformación de este comité ejecutivo un poquito de canas y mucha juventud.
Pero el nuevo Liberación es más que eso. Empieza con una actitud de cada persona frente a la política, hacerla de manera distinta, elevar el discurso político en este país y buscar siempre que las cosas le salgan de la mejor manera a Costa Rica.
Eso a mí me entusiasma y por eso estoy en esta lucha.

Natalia Chaves
[email protected]
@nataliachavesb


Ver comentarios