Logo La República

Miércoles, 23 de junio de 2021



ÚLTIMA HORA


Fatiga pandémica duplicó consultas por trastornos alimenticios

Elizabeth Rodríguez [email protected] | Miércoles 02 junio, 2021 10:00 am

Archivo/La República


Los Trastornos de la Conducta Alimentaria se han incrementado en un 50% desde que inició la pandemia, según Rosanna Mauro, vocera del Colegio de Profesionales en Nutrición.

Sin embargo, aseguran que el sistema de salud carece de programas con tratamientos adecuados para estos padecimientos, los cuales engloban la Anorexia, Bulimia, Trastorno por Atracón, y la Ortorexia. Esta última consiste en la obsesión por la comida sana.

“Las personas que ya presentaban estos trastornos han estado más propensas a sufrir una recaída y muchas otras han iniciado con síntomas”, aseguró Mauro.

Lea más: ¿Es usted muy selectivo al comer?

La razón de esto se debe, según la especialista, a los cambios en la movilidad y el poder adquisitivo. De igual forma, al acceso a actividades recreativas y a la falta de conocimiento del manejo de emociones.

En la aparición de estos padecimientos influyen factores como la genética, la cultura de las dietas, y ciertos rasgos psicológicos.

“Las consecuencias, para quienes los sufren, son severas ya que entre ellas se presentan retrasos en el crecimiento y desarrollo, debilidad en los músculos y huesos, cambios en el estado de ánimo, y problemas hormonales”, indicó el Colegio.

Las personas con trastornos alimenticios requieren de atención de profesionales como nutricionistas, psicólogos, psiquiatras, y médicos.

“Costa Rica carece de programas integrales para las necesidades propias de estos padecimientos”, agregó Mauro.

En época de pandemia, la atención a la salud mental de cada miembro de la familia es una forma de detectar la aparición de un trastorno alimenticio y así mejorar el pronóstico.

Algunas señales para estar alerta dentro del hogar son cambios en los patrones de alimentación, así como en el estado de ánimo (aislamiento social y pérdida de interés hacia la comida).

Lea más: País en deuda con prevención de trastornos alimenticios

Otra alarma es un cambio rápido en el peso de la persona, o una obsesión por pesarse y medir su cuerpo. También la persona puede verse pálida, con ojeras, ojos hinchados, uñas quebradizas y caída del cabello.

Este 2 de junio se conmemora el Día Mundial de la Acción por los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Esta enfermedad deriva en una mayor morbilidad y mortalidad en quienes la sufren: una de cada cinco personas fallece ante el trastorno.


NOTAS RELACIONADAS







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.