Fabricio Alvarado: "No voy a mezclar el tema de la religión con política"
Gerson Vargas/La República.
Enviar

Fabricio Alvarado, candidato presidencial de Restauración Nacional, surgió de las encuestas y sorprendió el panorama político a dos semanas de las elecciones.

El cristiano pasó de ocupar los últimos lugares a liderar, con un 17% de apoyo, la encuesta más reciente, publicada por el Centro de Investigación y Estudios Políticos de la UCR. Luego de él aparece Juan Diego Castro, del Partido Integración Nacional (PIN), con el 16% de respaldo.

El matrimonio igualitario y el aborto son dos temas en los que Alvarado ha manifestado una posición firme, en contra.

Sin embargo, ante su creciente posibilidad de ocupar la silla presidencial La República conversó con el candidato para conocer acciones en un futuro gobierno.

¿A qué se debe su crecimiento en encuestas y en redes sociales?

El crecimiento empieza a darse a raíz de nuestra posición tajante con relación a la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Más que la posición con relación al matrimonio entre personas del mismo sexo, que la tenemos desde hace cuatro años, creo que el pueblo se sintió indignado y violentado en su soberanía. Costa Rica, o por lo menos quienes coinciden con esa posición, encontraron en el discurso de Fabricio Alvarado congruencia con esa defensa de la soberanía.

Concordamos en que la CIDH no puede venir a imponerse sobre la institucionalidad del país, donde está claramente establecido que es a la Asamblea Legislativa que le corresponde hacer las leyes.

Más que la posición respecto al matrimonio es defender la soberanía de nuestro país y no permitir que un organismo internacional venga a imponernos leyes.

A partir de la publicación de la encuesta de la UCR, que usted lidera, los bonos de Costa Rica en el mercado internacional se desplomaron. ¿Cuál es su propuesta para rescatar al país de la crisis fiscal? ¿Cómo lidiar con la desconfianza del mercado internacional?

Es cierto que los bonos de Costa Rica están bajando pero no es cierto que se dio una baja significativa después de la encuesta. Ese comportamiento se viene dando desde noviembre.

Esto tiene que ver más con una situación fiscal complicada en la que está Costa Rica. La situación se complicó cuando la semana pasada Fitch bajó la perspectiva de calificación de Costa Rica a negativa.

En un gobierno de Restauración Nacional nuestro equipo económico trabajará en darles estabilidad financiera a los inversionistas y al sector productivo. Yo soy el más interesado en reactivar la economía del país.

Como creyente, ¿Dios tiene la Presidencia para usted?

Me manifiesto creyente en Dios pero no voy a mezclar el tema con política y no voy a profundizar. Hay prohibiciones en la ley que nos impiden mezclar ambos temas.

¿Cuenta con un equipo experimentado que lo acompañe en una eventual presidencia?

Por supuesto que sí. Vamos a anunciar parte de ese equipo el 31 de enero. Algunas personas ya aceptaron los cargos que van a ocupar, otras son parte de nuestro equipo de asesores y nuestros equipos de análisis de los diferentes temas nacionales.

Tenemos un equipo capacitado y experimentado de gente limpia, proba y que quiere gobernar este país con las manos limpias.

¿Mantiene su promesa de sacar a Costa Rica de la Convención Interamericana de Derechos Humanos si se valida el matrimonio gay por un fallo de la CIDH?

Mantengo mi posición. Promoveremos los mecanismos para salirnos de la Corte Interamericana si nos siguen queriendo imponer este tipo de ideologías.

Esta acción no es nada que nos deje desprotegidos en materia de derechos humanos.

La gente que nos cuestiona no está viendo más allá y no se está dando cuenta de que en la misma línea que lo hicieron con fertilización in vitro, lo están haciendo con el matrimonio entre personas del mismo sexo. Va a llegar el momento en que a través de la CIDH o de cualquier otro organismo internacional nos van a querer imponer la legalización del aborto.

¿De qué forma combatiría la "ideología de género"?

Hay que hacer una modificación al decreto que el Presidente hizo en el tema de discriminación, hay elementos de la ideología de género que hay que eliminar, y es una promesa de campaña, de lo primero que llegaremos a hacer.

En cuanto a la implementación de la ideología de género en la educación, desde el Ministerio de Educación Pública daremos los pasos para que el Consejo Superior de Educación elimine de las guías sexuales todo indicio de ideología de género, que tienen que ver con la enseñanza de que uno no nace hombre ni nace mujer, entre otros temas

¿Promovería el Estado laico desde Casa Presidencial?

No promoveremos el Estado laico desde un gobierno de Restauración Nacional


Ver comentarios