Enviar
Miércoles 20 Mayo, 2015

Evolución del condón

El preservativo, profiláctico o condón masculino, es una funda fina elástica para cubrir el pene durante el coito, a fin de evitar la fecundación, actuando como método anticonceptivo, y el posible contagio de enfermedades de transmisión sexual. (es.m.wikipedia.org).
Los métodos para evitar el embarazo tienen una larga historia, aunque parezca increíble en el antiguo Egipto las mujeres se insertaban estiércol de cocodrilo mezclado con miel en la vagina para prevenir la concepción. Una breve reseña de la evolución del condón es la siguiente:
Los egipcios desde 1.000 a.C. utilizaban una tripa de animal anudada en un extremo, fue uno de los primeros prototipos del condón.
En Europa, la evidencia más temprana del uso de preservativo se aprecia en las pinturas de la cueva de Combarrelles, en Francia.
Gabrielle Fallopios, diseñó una envoltura hecha de lino y fue aplicada en 1.100 hombres, con el propósito de evitar la transmisión efectiva de la sífilis.
En 1766, varios comercios publicaban panfletos y anuncios sobre la utilidad del condón como profiláctico y anticonceptivo.
En el siglo XIX, el famoso galán Giacomo Casanova era un usuario regular del condón.
En 1840, con el advenimiento del caucho vulcanizado, la Goodyear Hancock, desarrolla el condón de goma, caracterizado por su elasticidad y su fortaleza.
En 1930, se inicia la producción líquida de látex, utilizada actualmente en la fabricación de los condones.
En 1993, se fabrican los primeros condones femeninos.
Existen numerosas historias sobre cómo el condón recibió su nombre, la más cercana a la realidad es que esta palabra proviene del nombre del Dr. Condom o Quandam, un médico de Carlos II de Inglaterra, quien hacía preservativos con los intestinos de animales para el rey; también, podría ser que “condón” se derive de la palabra “condes”, la cual en latín significa receptor.
El aporte más importante del condón al desarrollo de la humanidad es la eficiencia en la prevención de las enfermedades como la sífilis, gonorrea, clamidias, sida y otras enfermedades relacionadas con la diosa “Venus”, de ahí su denominación de enfermedades venéreas.
Respecto a las diferentes creencias religiosas, es evidente que el condón ha contribuido a evitar la sobrepoblación mundial o al equilibrio de la natalidad y sus consecuencias, positivas o negativas.

 

Darner A. Mora

Salubrista público