Evaluar a docentes es vital para mejorar el sistema educativo
“La evaluación anual no debe verse como un tema de persecución gremial, sino como un instrumento para mejorar el sistema y el nivel profesional”, dijo Antonio Álvarez, candidato por el PLN. Gerson Vargas/La República
Enviar

RESUMEN EJECUTIVO

Si se quiere mejorar la calidad y el rendimiento de la educación costarricense es fundamental evaluar a los educadores.

Cada año se gradúan más de 11 mil nuevos docentes, que de no estar preparados contribuirán al deterioro en la formación de los menores y le restarán competitividad al país.

Esta situación ya se ve reflejada en el estancamiento de resultados en las pruebas nacionales, así como en una caída en las globales (PISA).

Con la evaluación del desempeño de los docentes, el Ministerio de Educación Pública podrá establecer un plan de mejoramiento profesional y robustecer así la calidad de la enseñanza.

Diversos aspirantes a la silla presidencial coinciden en este punto.
 



En 2010 el Ministerio de Educación Pública (MEP) aplicó exámenes de bachillerato de matemáticas e inglés a sus educadores. Casi la mitad de los docentes en el área de los números falló; mientras que en el caso del idioma, un 38% fue catalogado en los peores niveles.

Otra evaluación se dio en 2015, cuando se efectuaron pruebas Toic de inglés y se determinó que solo un 28% de los profesores tuvo un nivel competente.

Sin embargo, cada vez que la propuesta de calificar a los educadores sale a colación, los conglomerados sindicales del sector la rechazan, ya que aducen que sus agremiados son constantemente evaluados por las respectivas direcciones de cada centro educativo.

Pero, ¿por qué es tan importante valorar el nivel de los educadores? No solo está relacionado con la formación de los profesionales del futuro, sino que el presupuesto del MEP creció exponencialmente durante los últimos cuatro años y es necesario aplicar controles de calidad para determinar si ese gasto se hace adecuadamente.

Para este año, el monto aprobado a la cartera fue de unos ¢2,6 billones (el equivalente al 29% del presupuesto nacional). De esa cifra, unos ¢1,46 billones se destinan al pago de remuneraciones a los docentes.

Además, una evaluación anual permitirá conocer cuáles educadores requieren capacitarse más en su materia.

También ejercer acciones: quienes fallen constantemente estas pruebas de desempeño podrían perder su plaza para darles la oportunidad a profesionales mejor preparados.

Otro aspecto es que este tipo de notas servirán a los padres de familia al momento de determinar cuál centro educativo es el mejor para sus hijos, gracias a que contarían con índices que respalden a sus educadores.

Sin embargo, para mejorar la calidad de la educación no solo se debe enfocar en la evaluación a los educadores, sino que se debe dotar de mejores condiciones a los estudiantes y profesionales en cuanto a infraestructura, acceso a tecnología y otros.

Avalan la evaluación

Algunos de los aspirantes a la Presidencia plantean este tipo de evaluaciones como estrategia para mejorar el rendimiento del sistema educativo público.

 

Otto Guevara
Precandidato
Movimiento Libertario

Es fundamental saber si las personas que tienen la responsabilidad de transmitir conocimientos poseen la idoneidad para el cargo; de lo contrario, estarían atentando contra el futuro de los jóvenes.

El MEP debe evaluar domino de temas, metodología utilizada para transmitir conocimientos y si tiene vocación.

Otro aspecto es la utilización de tecnología ya que permitirá el crecimiento personal al pasar de una educación tradicional a una individualizada, donde se incentive que los estudiantes vayan a su ritmo, acceder a clases magistrales; pero para eso todos los centros educativos deberán estar conectados a banda ancha.
 



Antonio Álvarez

Candidato
PLN

El sistema educativo requiere reformas en diferentes áreas. Primero en equipos, infraestructura y tecnología, que permita una modernización, que garantice el acceso tecnológico a la comunidad estudiantil.

Segundo, darles el nivel a los educadores y empoderarlos como verdaderos líderes en sus comunidades, eso pasa por darles propiedad y dignificar su condición en el trato con el Ministerio.

Por otra parte, todo empleado público y privado debe ser evaluado, esa es una máxima en recursos humanos. La evaluación anual no debe verse como un tema de persecución gremial, sino como un instrumento para mejorar el sistema y el nivel profesional.
 



Carlos Alvarado
Precandidato
Partido Acción Ciudadana

Tenemos que fortalecer la capacitación y la evaluación de los educadores; pero de nada sirve si un buen maestro imparte clases a chiquitos en un galerón sin las condiciones necesarias.

Aunque hay avances importantes en los últimos años en cuanto a infraestructura educativa y en temas curriculares, hay que atender las necesidades específicas en cada uno de los centros.

Necesitamos entrar de lleno en la parte del recursos humano del MEP: es la institución más grande del país, agilizar nombramientos para que no haya centros educativos a la espera de docentes, bajar el interinazgo. También, se debe abrir una discusión sobre el tema de arrastre de materia y de las pruebas de bachillerato; no significa eliminarlas, sino conversarlas ya que hay muchachos que terminan secundaria y quedan repitiendo cinco o seis veces y que no pueden seguir adelante por ese cuello de botella.
 



Edgardo Araya
Precandidato
Frente Amplio

En primer término, lograr la equidad. Las condiciones que hoy tienen las escuelas de la Gran Área Metropolitana, específicamente de San José, comparadas con las de zonas rurales y alejadas son absolutamente abismales.

Desde ahí estamos sacando personas que traen un piso mucho más bajo, que no están en las mismas condiciones ni igual preparadas.

En cuanto al currículo escolar proponemos una formación humanista, donde la memoria no sea lo más importante. Y siempre en cuanto a calidad, la evaluación de educadores es clave, tenemos que meterle énfasis pero en general del funcionario público. Todos tienen que estar abiertos a una evaluación, pero una en la que no se dé persecución política ni una en la que el funcionario quede a merced de sus patronos.
 



Rodolfo Piza
Precandidato
Partido Unidad Social Cristiana

Lo primero es que el país ha sido el que más ha aumentado el gasto en el mundo, sin que eso se refleje en el aumento sustantivo de la calidad y escolaridad; eso lo reflejan las pruebas Pisa.

La primera condición es que la educación responda, darle autonomía, permitir libertad de escogencia, concentrarse en las materias principales y no recargar el currículo; es decir, dejar que cada colegio tenga su propio tema, que el estudiante quiera sacar énfasis en teatro, fútbol, danza y así los centros puedan competir legítimamente para mejorar la calidad de la educación, porque no es atractiva.

Por otra parte, la evaluación como instrumento es muy importante siempre y cuando esté asociada en mejora; es decir en un proceso de acompañamiento y un plan remedial, no un castigo, ya que si el educador lo siente como modelo de amenaza o sistema de premios la evaluación se distorsiona.
 



Bajo rendimiento en inglés

Más de 3 mil funcionarios en servicio con especialidad en la enseñanza de inglés presentaron la prueba Toeic en 2015. Solo un 28% obtuvo un nivel competente.

Resultados según tipo de usuario:

201705151904080.530-bajo.jpg

Fuente: MEP
 



Aumento en presupuesto

Desde hace cuatro años, el presupuesto que se destina al MEP ha presentado un incremento. El grueso del monto se destina a remuneraciones (cifras en billones de colones):

201705151902590.530-aumento.jpg

Fuente: Ministerio de Hacienda
 



11 mil docentes graduados por año

La mayoría de docentes graduados proviene de universidades privadas. De los 10.883 diplomas que se entregaron en 2015, unos 7,6 mil fueron a egresados de esos centros de enseñanza superior (cifras en miles).

201705151902590.530-11-mil.jpg

Fuente: Conare-OPES con datos a junio 2016

 

Ver comentarios