Estudio para vacuna contra bacteria hospitalaria requiere voluntarios
Bacteria Clostridium difficile. Shutterstock
Enviar
Contraer la bacteria “Clostridium difficile” en un hospital es más común de lo que se cree.
 
Si usted está pronto a hospitalizarse, trabaja expuesto al ambiente hospitalario, toma antibióticos o tiene más de 60 años, el  riesgo de contagiarse es mucho mayor.
 
Es por ello, que el Instituto de Ciencias Médicas (ICIMED) hace un llamado a esta población para que participe en el estudio para la creación de una vacuna contra esta bacteria, la cual realiza la internacional farmacéutica Sanofi Pasteur en diferentes países y en Costa Rica.
 
Los voluntarios para comprobar la efectividad de las pruebas deben presentarse en el ICIMED, ubicado en Sabana Oeste, de lunes a viernes entre las 7:30 am y  5:30 pm.
 
“La población en Costa Rica está envejeciendo y la edad se ha convertido en uno de los factores de riesgo más importantes. Hay enfermedades crónicas que debilitan a los pacientes y los ponen en riesgo ya que en ocasiones se requiere usar antibióticos para infección de otro tipo, que a su vez debilitan la flora bacteriana normal del intestino, dejando al Clostridium con mayor posibilidad de causar enfermedad”, dijo el doctor  José Acuña, investigador del proyecto.
 
Las esporas de la Clostridium difficile son difíciles de eliminar porque sobreviven a la limpieza ambiental habitual con agua y jabón y a la desinfección de las manos con geles con base de alcohol.1 
 
Cada semana unos ocho casos se presentan en los hospitales del país, provocando en las víctimas síntomas como diarrea, fiebre, pérdida de apetito, náuseas y dolor de abdomen.
 
Anualmente, se atribuyen al menos 14 mil muertes por esta bacteria a nivel mundial.
 


Ver comentarios