Enviar
Estudiantes, antídoto al desánimo
Psicólogo asume rectoría de la UCR este mes

¿Cómo y cuándo nació la idea de postularse para rector de la Universidad de Costa Rica?
Miembros de la comunidad universitaria se acercaron a principios de 2010 y me solicitaron que considerara postularme como candidato a la rectoría, motivados por mi trayectoria académica y los logros en mi gestión universitaria.

¿Qué diferenciará su mandato del actual? ¿Cuáles son sus principales propuestas y diferencias con la actual rectoría?

La UCR debe tener un impacto cada vez mayor sobre el desarrollo nacional, tanto en términos productivos como sociales, económicos y culturales.
La articulación con los niveles educativos precedentes es un tema de especial relevancia, así como la vinculación con procesos productivos.

¿Cómo lograr una mayor inclusión de la juventud en la Universidad?

En tiempos de mayor desigualdad económica, debemos democratizar más el acceso a la educación superior para los sectores sociales más desfavorecidos y crear alianzas con fuerzas sociales que promuevan el desarrollo de una mayor democracia.

¿Cree que la UCR se estancó en los últimos años como estandarte de la educación superior pública?

No se ha estancado, como lo demuestra la creciente cantidad y calidad de su investigación.
Aunque debemos entrar en una nueva etapa de relación entre la universidad pública y su entorno para jugar un papel más decisivo e influyente en el curso de la nación y contrarrestar la desesperanza de la sociedad y vislumbrar un futuro más prometedor.

¿Se ha politizado la UCR, sus cúpulas? ¿Qué opina de la participación de estudiantes en manifestaciones sociales?

En un buen sentido, la UCR debe ser un espacio de amplio despliegue de la política, un lugar de encuentro de lo plural y diverso, donde se discuta, con pasión y respeto, el rumbo de la cosa pública.
La juventud constituye una época de crítica y renovación; la cultura se nutre del vigor y entusiasmo de sus jóvenes.
Las manifestaciones sociales del estudiantado son parte de los anhelos por un mundo mejor. En tiempos de desesperanza colectiva, es el estudiantado una especie de antídoto contra el desánimo social.

Su formación es de psicólogo e investigador... ¿Cuál pesa más?

Ambas facetas de mi persona se encuentran en un preciado equilibrio; en realidad ninguna vive sin la otra.

¿Qué es lo mejor y peor de ser psicólogo?

Lo mejor es que se experimenta de cerca la complejidad de la naturaleza humana con todos sus deseos, penas, sufrimientos y alegrías.
Quizá lo peor es que el psicólogo guarda silencio ante todo ello, pero es un silencio que mucho tiene que ver con respeto y veneración.

Johnny Castro
[email protected]


Ver comentarios