Enviar
Jueves 7 Febrero, 2008

Estrategias para mejorar la calidad de la educación


En primera instancia hay que tener presente que se debe considerar si debemos hablar de educación en la sociedad de la información donde esta y el conocimiento son los insumos fundamentales.
Las tecnologías deben estar al servicio de la educación y ser un instrumento fundamental para mejorar su calidad. En la educación tradicionalmente se ha dado énfasis a la enseñanza sobre el aprendizaje y a indicadores cuantitativos de conclusión de años y ciclos, es decir enseñanza primaria, secundaria y bachillerato. Asimismo, aprender se confunde con asimilar y repetir información, así como a los resultados y no a visualizar la educación como un proceso integral.
No se ha tenido claro que la educación es el motor fundamental para salir de la pobreza, pero que está muy relacionado con aspectos económicos, sociales y culturales. Es fundamental enfocarse a una educación de calidad y que promueva y pueda articular los aprendizajes dentro y fuera del sistema escolar. Aprovechar todas las herramientas y tecnologías disponibles, no solo las Tecnologías de Información, en el marco de una estrategia integral de comunicación y aprendizaje.
Se debe también enseñar a buscar y aprovechar selectiva y críticamente la información y el conocimiento disponibles, a desarrollar el pensamiento lineal y lateral, a participar activamente en la acción social transformadora, así como enseñar sobre la inteligencia emocional como ya se está dando en países como Inglaterra.
Para mejorar la calidad de la educación se debe realizar enseñanza y aprendizaje individual, así como dar aprendizajes prácticos para la vida a los alumnos. Es necesario tener presente que si se da una mayor calidad en la educación hay más participación ciudadana y un mayor bienestar general. Para lo anterior es fundamental la participación de los docentes y de los alumnos a fin de lograr una mejor calidad de la educación y esta debe constituir una prioridad permanente.
Se debe siempre traer a colación, por parte de los educadores, que si hay una deficiente calidad de preparación en la educación primaria esto se reflejará en la secundaria y universitaria.
También hay que proporcionar a los alumnos estrategias cognitivas por medio de diferentes habilidades como: comparar, observar, interpretar, criticar, buscar hipótesis, reunir y organizar datos, formular hipótesis, aplicar hechos y principios a situaciones nuevas, tomar decisiones, diseñar proyectos, hacer investigación y elaboración de mapas conceptuales.
Asimismo, se ha de elevar la calidad en dos vertientes, la del saber, el conocimiento y la técnica, y brindar una educación de calidad a la población para que exista una verdadera participación social. Además, los docentes deben tener eficacia y dedicación en su labor de enseñanza y como perfil deseado del educador se propone personalidad estable, adecuado manejo de la inteligencia emocional e inteligencia intelectual alta y vocación hacia la docencia.
Por otra parte, se deben establecer programas de crecimiento profesional y capacitación permanente para los docentes.

Bernal Monge Pacheco
Consultor externo