Logo La República

Sábado, 21 de mayo de 2022



NACIONALES


Ser ejecutivo en la toma de decisiones y después controlar daños serían los objetivos del presidente

“Estilo gerencial” de Rodrigo Chaves sacudió al país y pondría de cabeza relación con sectores

Prensa y gremios asociados a la salud fueron los primeros en conocer nueva forma de gobernar desde Zapote

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Lunes 16 mayo, 2022

Rodrigo Chaves sacudió al país con sus primeras decisiones relacionadas con el uso de la mascarilla y la vacunación obligatoria. Archivo/La República.
Rodrigo Chaves sacudió al país con sus primeras decisiones relacionadas con el uso de la mascarilla y la vacunación obligatoria. Archivo/La República.


Algunas de las acciones del nuevo presidente Rodrigo Chaves podrían considerarse contradictorias, mientras que su relación con los medios de comunicación ya es un poco caótica, con algunos errores y malinterpretaciones.

Lea más: “Eliminar la mascarilla no fue una decisión populista”: Joselyn Chacón, nueva ministra de Salud

Sin embargo, no se trataría de eso, sino de “un nuevo estilo de gobernar” en Casa Presidencial, según varios analistas consultados por LA REPÚBLICA.

Y es que en su primera semana de trabajo, Chaves sacudió al país al eliminar el uso obligatorio de la mascarilla en todos los espacios públicos.

Al mismo tiempo, dijo que acabaría con la directriz de la vacunación obligatoria, para después retractarse y poner a Natalia Díaz, ministra de la Presidencia, a señalar que se trató de un malentendido y que “él nunca aseveró que eliminaría la vacunación obligatoria”.

“Se trata de un estilo gerencial y ejecutivo que es proclive a la toma de decisiones inmediatas y después, se hace un control de daños y se arregla lo que sea necesario (…) Los que hemos trabajado en organizaciones de alto nivel entendemos de estilos gerenciales. El actuar del Presidente es, a todas luces un estilo agresivo, de riesgo. Ese estilo, parte de un principio: actuar y luego el control de daño”, dijo Iván Barrantes, analista y consultor.

En medio de todo esto, las críticas de sectores asociados a la salud como el gremio de médicos, trabajadores de la Caja y hasta figuras políticas como Rodrigo Arias, presidente del Congreso, cuestionaron las decisiones sanitarias de Chaves por ser inoportunas en medio de la pandemia y por supuestamente no tener criterio científico.

Sin embargo, al final del día Chaves superó la crisis, se retractó o cambió el discurso y controló el posible daño en unos cuantos días, a la vez, que dejó la polémica decisión en manos de la Comisión Nacional de Vacunación.

Aparte del sector salud, la prensa también sintió un cambio claro en relación con el gobierno de Carlos Alvarado.

Lea más: Estas fueron las decisiones que tomó Rodrigo Chaves en su primer día de trabajo

Y es que, el presidente Chaves no entregó los decretos de salud firmados el día de su juramentación, tal y como ha sido la usanza en los últimos años, lo cual, hizo que los comunicadores estuvieran en vilo por la información hasta la madrugada del miércoles anterior, cuando facilitó los documentos con las correcciones ya hechas.

Ante la falta de información, la prensa escribió notas sobre el apellido mal escrito de Chaves -se hizo con z - en un decreto y sobre la fecha errónea de un documento público, a la vez que se mantenía la incertidumbre sobre lo verdaderamente sustancioso, que eran las decisiones de eliminar la mascarilla.

“Alguna gente podría estar pensando que se trata de errores, pero no lo serían en el fondo. Es claro que Rodrigo tiene un estilo gerencial como presidente y como tal su gran meta es tomar decisiones, sin importar qué pasa, después se controla el daño. Yo lo único que espero es que el rumbo ideológico se mantenga y que todo el gabinete no supedite la orientación liberal al pragmatismo y surjan así creatividades”, dijo Otto Guevara, quien fue dos veces diputado.

Por otra parte, en lo que pareciera ser otra decisión estratégica, a finales de la semana pasada, el gobierno de Chaves, trasladó la decisión de aumentar o no los combustibles a la Aresep.

Esto, al considerar que a Recope solo le corresponde enviar información técnica, acabando así con el costo político que significa los aumentos de los combustibles.

Hoy día la súper cuesta ¢958; mientras que la regular ¢933 y el diésel ¢907.

Aunque todavía es muy prematuro para sacar conclusiones, lo cierto del caso es que el gobierno de Chaves ya demostró desde su primera semana que hará las cosas muy diferentes en relación con la anterior administración, concluyeron los analistas.


NOTAS RELACIONADAS







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.