Enviar
Estación de tren de Belén recobra esplendor
Es la última parada de la ruta desde San José y fue restaurada con ¢73,6 millones para su inauguración ayer

Una estación patrimonial que tiene más de 100 años y que fue restaurada para que recobrara su resplandor original, es la que recibe a los pasajeros que utilizan el tren de San José hacia Belén desde ayer.
La Estación del Ferrocarril en el cantón herediano es la parada final de la nueva ruta que inició sus trabajos oficialmente este martes, y su construcción original comenzó en 1900 como parte de la ruta del Ferrocarril al Pacífico.
El inmueble es de estilo victoriano y para empezar a recibir a los viajeros tuvo que ser sometido a una serie de restauraciones.
Los trabajos implicaron una inversión de ¢73,6 millones que hizo la Municipalidad de Belén, y se realizaron en toda la estructura de la estación que mide 180 m², durante 14 semanas.
Con las obras se rescataron elementos originales como paredes, pisos, marcos de puertas, ventanas, estructura de paredes y de cubierta, y se restauró la madera de las paredes y su estructura.
También se sustituyeron las láminas de la cubierta, bajantes y canoas, ya que por estar muy dañados estaban ocasionando el rápido deterioro del edificio.
A ello se sumó el hecho de que se cambió el sistema eléctrico para resguardar la seguridad de la edificación y los usuarios.
La estación belemita es predominantemente de madera y basas en ladrillo, cubierta de hierro galvanizado y piso en concreto lujado.
Tiene un estilo propio de las construcciones que se realizaron aproximadamente entre 1900 y 1920, con cierto aire victoriano, pero austero en sus detalles. En esta destacan grandes aleros, detalles de guarniciones y decoraciones en capiteles de esquinas.
Dicho espacio ha sido por más de un siglo el eje del desarrollo económico y social de la comunidad belemita.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios