Esa increíble japonesa...
Yu Endo disputa el balón con la española Andrea Falcón. Japón fue más y obtuvo un merecido triunfo ante España.Tomada de FIFA.com/La República
Enviar

Esa increíble japonesa...

De la mano de Sugita, Japón venció a un muy limitado España

Japón fue mucho más que España, y lo venció con un 2 – 0, que sin embargo no refleja la superioridad nipona a lo largo de los 90 minutos, tiempo en el cual las asiáticas tuvieron la oportunidad de golear a su rival.

201403162320000.a11.jpg
El espectáculo estuvo de parte de Japón y principalmente de su número 10, Hina Sugita, jugadora que derrochó talento, del bueno, y junto a sus compañeras se echaron rápidamente al bolsillo a las 2.250 personas que presenciaron el encuentro, ayer en el Ricardo Saprissa.
Japón jugó con dos contenciones, Sugita y Nagano, solo que Hina era la encargada de empezar a armar al equipo asociándose con Hasegawa y pasando la bola de pie a pie, mientras las españolas trataban de armarse, pero con un pobre juego de conjunto y grandes dificultades para salir jugando, lo que provocó rechiflas desde las graderías, porque aun perdiendo dos a cero, paseaban el balón en su zona baja denotando una falta enorme de ideas de conjunto.
La mejor de España fue, pese a los dos goles, la portera Elena de Toro, que una y otra vez frustró las intenciones niponas que pretendían un marcador más abultado.
Por su parte, España tuvo su gran opción, cuando el marcador estaba aún en blanco, al 17', tras una pelota que perdió Kobayashi, provocando que la española García llegara hasta las barbas de la portero Matsumoto, que achicó muy bien y salvó su marco. Lo demás fue De Toro en acción y con un poco de suerte también, como al 35', cuando Miyagawa sola frente al marco, disparó desviado. No obstante, fue esta misma jugadora que al 41', aprovecha un saque de esquina casi olímpico de Sugita, que Elena apenas pudo rechazar cuando entraba en su marco, pero Asato estaba cerca, metió su cabeza e inauguró el marcador.
En la complementaria el guión fue el mismo, y al 51... ¿Quién?, quién si no, Sugita centra un balón que Aitana Bonmati no puede despegar y ahí, en el corazón del área, la carrilera derecha nipona Shiho Matsubara no perdonó y anotó el segundo.
Después de eso más dominio japonés, más opciones desperdiciadas y un paradón de De Toro al cierre, tras remate de Sugita, que la española desvió espectacularmente y que era el gol que Hina merecía para remachar su excelente partido, pero que no se dio.

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios