Logo La República

Sábado, 24 de octubre de 2020



FORO DE LECTORES


Es tiempo de solidaridad

Rodolfo Peña [email protected] | Jueves 26 marzo, 2020

XX

Cuando presenté el proyecto de ley (expediente 21.869) para que los funcionarios públicos con altas remuneraciones (salarios de privilegio) y los pensionados de lujo, hiciéramos una contribución solidaria para atender las consecuencias del COVID-19, sabía de antemano que desataría reacciones. Aunque la mayoría han sido favorables, me he propuesto hacer algunas aclaraciones sobre el proyecto para facilitar su comprensión y trámite legislativo.

Los que deberán contribuir.

Esta iniciativa no afecta a la gran mayoría de funcionarios púbicos. Se aplica solo para aquellos funcionarios que una vez que se les haya rebajado las cargas sociales y el impuesto sobre la renta, les queda un ingreso disponible mayor a ₡1.500.000.

Aclaro que la contribución se calculará únicamente sobre el excedente.

Es importante entender que para ser sujeto de pago de esta contribución solidaria, la persona:

1. Debe tener un salario que aún reduciéndose el impuesto sobre la renta y el pago de cargas sociales; supere la base de ₡1.500.000 (en otras palabras se debe tener un salario bruto superior a aproximadamente₡1.800.000; para que aplicando las rebajas señaladas, sea sujeto de la contribución).

2. Aún así, la contribución del 25% se paga sobre el monto superior al millón quinientos mil colones, nunca será aplicado sobre la totalidad del salario disponible. Dicho de otra forma, el funcionario que reciba hasta un millón y medio de salario disponible está exento, eso no se toca.

Entonces, una persona que después de las deducciones le queda un salario de ₡1.600.000, pagará el 25% de ₡100.000 (que es el monto superior al ₡1.500.000) lo que representa un total de ₡25.000 por mes.

Esta medida será aplicada únicamente por los próximos tres meses.

Lo mismo sucede con los pensionados de lujo. Si este recibe más de una pensión que una vez sumadas alcance el ₡1.500.000. En este caso no se suma la pensión del Régimen Obligatorio de Pensiones conocida como el ROP ya que es un ahorro que hizo la persona durante su vida laboral.

De igual manera es importante tener claras estas características de la iniciativa de ley:

Temporalidad: el proyecto de ley contempla esta medida por tres meses, no es algo permanente.

Pensiones de lujo: La pensión máxima que otorga el régimen del IVM es de aproximadamente ₡1.500.000; razón por la cual cualquier pensión superior a ella es contemplada para este pago de la contribución solidaria sobre el exceso de dicho monto.

Progresiva: esta contribución solidaria es progresiva. Los funcionarios públicos que les quede un disponible de ₡4.000.000 mensuales contribuirán ₡625.000 cada uno de los tres meses que contempla esta iniciativa de ley. Mientras un funcionario que quede con un salario disponible de ₡2.000.000 contribuiría ₡125.000 durante cada mes. En otras palabras, los funcionarios públicos de más ingresos vamos a contribuir más. Es el mismo caso con las pensiones de lujo.

Un llamado a construir

Son muchas las personas que han sido cesadas durante este período, muchas las personas cuyos contratos se encontrarán suspendidos y muchos los trabajadores independientes cuyos ingresos caerán de manera estrepitosa.

Este proyecto viene a crear un fondo donde el Poder Ejecutivo podrá disponer de estos recursos para colaborar con todas estas personas afectadas, especialmente en alimentación.

Este proyecto se aplicaría a los diputados, que deberán dar una contribución solidaria importante. También, se aplica al Presidente de la República, sus vicepresidentes, los ministros, viceministros, presidentes ejecutivos, magistrados; o sea a todos los altos jerarcas de la administración pública.

Este proyecto no distingue por categoría de puestos, distingue por nivel de ingreso.

Considero que si queremos una medida que de verdad sea solidaria, este es el camino.

Mientras algunos se rasgan las vestiduras por un esfuerzo solidario; otros se encuentran en un estado económico de afectación y vulnerabilidad considerable.

El proyecto en su discusión puede construirse y debe enriquecerse.

Muchos hacen la recomendación de excluir al sector salud de esta medida por la lucha heroica que están librando para ayudar a todos los contagiados; una sugerencia muy razonable y que puede tener muy buen ambiente en la Asamblea Legislativa.

La crisis del COVID19 no debe llevar a enfrentamientos ideológicos, por el contrario debe llevarnos a tomar decisiones solidarias, proporcionales y prácticas. Hay quienes, aprovechan esta crisis para despotricar contra el funcionario público; pero también hay quienes llaman a nacionalizar los bancos privados. Ambos extremos deben ser evitados durante esta crisis que atraviesa nuestro país.

Es hora de tomar decisiones por el bienestar de las grandes mayorías y los más vulnerables.

Tengo claro, que existen proyectos que no son muy populares; pero sí necesarios. ¡Este es uno!





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.