Enviar

Es indispensable mantener el país en óptimas condiciones no solo de acceso a la energía eléctrica —como lo hemos logrado mediante la CNFL—, sino también a la conectividad a Internet de banda ancha, sin logros oportunos y eficaces aún


Energía eléctrica para todos ¿y conectividad?

Hay algunas cosas que Costa Rica ha sabido hacer muy bien y entre ellas está haber logrado llevar energía eléctrica a más de un 99% de su población, mediante la existencia de la Compañía Nacional de Fuerza y luz, creada en 1941.
Esa decisión y buen desempeño, que hoy colocan a la nación en el primer lugar en Centroamérica con la mayor cobertura eléctrica de la región, fueron elementos claves para el impulso a la producción en todas las regiones del país, incluso las más alejadas y para el progreso en general de la población en diversas áreas.
Pero además, Costa Rica sobresale hoy en el top 5 en el mundo de los que invierten en energías renovables considerando la producción local, como lo destaca un ranking publicado en este medio el lunes anterior.
Nuestro país es uno de los que más invierten en ese tipo de energías y no solo en hidroeléctrica sino también en geotérmica, eólica y con potencial en la energía solar.
Es importante que hoy, que tenemos economía mixta en ciertos rubros, se mantengan un alto nivel de rendimiento y planes a largo plazo en algunas instituciones del Estado, para continuar con óptimas condiciones no solo de acceso a la energía eléctrica, sino también a la conectividad a Internet de banda ancha.
No se debe descuidar el uso de los dineros de Fonatel, de modo que este sea adecuado, oportuno y eficiente y eficaz. Es clave para un desarrollo más inclusivo llevar la conectividad y el progreso a las zonas del país que no sean atendidas por las compañías privadas por considerarlas poco rentables.
El país entero debe contar con acceso a la energía eléctrica y con conectividad de banda ancha a precios razonables, así como con el resto de la infraestructura que permita a las personas tener procesos educativos de alta calidad, aumentar la producción y la superación en general.
Crear estas necesarias condiciones no debe tener retrasos, como ha sido el caso del dinero de Fonatel, que tuvo inadecuada ejecución generándose ciudadanos de dos categorías. Una vergüenza para un país de vocación democrática como es Costa Rica y un impedimento para un desarrollo equitativo.

Ver comentarios