Encuestadoras piden fin de veda electoral
Carlos Alvarado ganó las elecciones con un 60% de los votos en la segunda ronda, algo que ninguna casa encuestadora previó. Esteban Monge/La República
Enviar

El fallonazo de las encuestas para predecir los resultados electorales hasta en 30 puntos porcentuales el domingo anterior, se debería a la aplicación de la veda política que prohíbe hacer mediciones cuatro días antes de las votaciones.

Y es que en los últimos dos procesos presidenciales, un porcentaje importante de electores terminó decidiendo su voto la última semana de la contienda, mientras que la volatilidad electoral, que es el cambio de simpatía de un partido a otro, también fue un factor importante, coinciden los representantes de encuestadoras públicas y privadas.

Ante este panorama, varias empresas abogan por la eliminación de dicha prohibición. La idea es que exista la posibilidad incluso de realizar encuestas de boca de urna, que son las que se realizan durante la jornada electoral en otros países como Estados Unidos y Canadá.

Uno de ellos es Mauricio Muñoz, gerente de la empresa Opol Consultores, quien indicó que esta elección fue particularmente compleja y que se decidió en los últimos días.

“Claramente fallamos sin ninguna excusa; no obstante, es importante hacer un análisis en frío de ¿por qué nosotros, la UCR y CID Gallup erramos? Pienso que actores externos como algunos medios de comunicación, el tema religioso y la volatilidad incidieron y nada de eso pudo ser medido. Por otra parte, el PAC es un partido que se mueve bien en los últimos días de la contienda. Con estas reglas, nadie puede predecir lo que pasará una semana después”, agregó Muñoz.

El papel de las encuestas en el proceso electoral no es insignificante, ya que no solo condicionan el acceso a préstamos bancarios en campaña, sino la invitación de los aspirantes a debates, tal y como lo señaló la misión de observadores de la OEA, que pidió revisar el papel de estos instrumentos ante el evidente fallo.

Por su parte, Carlos Denton, presidente de la junta directiva de CID Gallup, pidió que las reglas sean las mismas para todos los actores que influyen en la política electoral.

El empresario se refiere a medios de comunicación, la propaganda política, las encuestas, los partidos, los usuarios de redes sociales y hasta los propios candidatos, ya que en estos momentos solo las encuestas y la publicidad están supeditados a la veda electoral, mientras que el resto de los actores continúan con sus actividades normalmente.

“Las encuestas tienen un bozal a diferencia de otros actores, se supone que todos deberíamos tener el mismo derecho. En política hablamos de un termómetro y cuando se acercan las elecciones la temperatura va y va subiendo y al final, nosotros no estamos ahí para ver lo que está pasando”, agregó Denton.

Por su parte, el Centro de Investigación y Estudios Políticos de la UCR negó que las encuestas políticas tengan como objetivo predecir resultados, ya que su función es estudiar la sociedad, “cómo se comporta”.

Felipe Alpízar, director del CIEP, resaltó que la última medición universitaria se publicó el 23 de marzo, mientras que los datos se recogieron entre el 19 y 21 de marzo, por lo que la encuesta no contempló la realización de varios debates, incluidos los de Repretel, el Sinart y Teletica.

Sin embargo, se opone a que se cambien las reglas de la veda electoral, ya que el votante requiere un espacio libre de reflexión.

“No veo necesario cambiar lo referente a la veda, lo que sí me parece necesario es aprobar las franjas electorales que propone el Tribunal Supremo de Elecciones, para garantizar que todos los partidos tengan acceso a dar su mensaje a la ciudadanía, ya que hoy día esto depende mucho de las encuestas”, agregó Alpízar.


Ver comentarios