Enviar
Viernes 30 Diciembre, 2016

Es necesario que Costa Rica pueda disminuir la pobreza, que actualmente afecta a más de un millón de personas


En nuestro país algo no va bien


Se dan situaciones que nos indican que nuestro país no va por el rumbo correcto: las protestas de los taxistas que —sin estar de acuerdo con esas manifestaciones— pareciera que en algo tienen razón, dado que los ponen a competir en desventaja con Uber y los porteadores, por el hecho de que no ofrecen los servicios de transporte de pasajeros en la mismas condiciones.

Nos llama la atención la resolución del Tribunal Contencioso Administrativo que acogió reclamos de una línea de autobuses, dado que Aresep implementó en 2014, sin previa consulta pública, una forma de cálculo de tarifas, por lo que Aresep debe pagar cerca de ¢4 mil millones, según se defina en la ejecución de la sentencia.

No se toman las medidas adecuadas para resolver la crisis de los migrantes. Un juez ordena el cierre de la cárcel de San Sebastián, por ser “jaula humana”. El sector agrícola sigue abandonado, y de ser el país un importante productor arroz, actualmente importamos la mayor parte del grano que consumimos.

De acuerdo con el Banco Central en su programa macroeconómico, determina que se va a tener en 2016 un crecimiento aceptable del 4,3%. No obstante no se prevé un mejoramiento importante en la tasa de desempleo, que cerrará cerca del 9,5%. El Banco Central señala la preocupación por la tendencia del Gobierno a recurrir al crédito, para financiar hasta gasto corriente. La deuda puede llegar a un 49% del PIB. En estos tiempos difíciles para el país, con problemas en el campo social, con un incremento de la pobreza y el desempleo debido al cierre constante de empresas en el sector de manufactura y un déficit fiscal que se estima será superior al 6% para 2017, no se determina un rumbo claro del país por parte del Poder Ejecutivo unido a un accionar muy complicado en la Asamblea Legislativa.

Al respecto será importante analizar las propuestas y proyectos de ley para resolver lo referente a la deuda pública y déficit fiscal, reestructuración del Estado, la situación de crisis en los sectores salud y agrícola.

El sector agrícola costarricense ha sido dejado de la mano en los últimos gobiernos o ha recibido muy poca ayuda, por lo que se deben tomar las medidas pertinentes para que mejore su accionar y siga aportando divisas importantes, y una fuente importante de generación de empleo y propiciar un desarrollo más integral del país.

Se debe implementar una serie de acciones fundamentales para disminuir la pobreza y la desigualdad, el déficit fiscal, la evasión, la reestructuración del sector púbico, mejorar el control del gasto público y la competitividad del país.

Es necesario que Costa Rica pueda disminuir la pobreza, que actualmente afecta a más de un millón de personas, y está en un nivel del 20,5%; también, que se mejore el accionar de las entidades del sector público, para que más costarricenses puedan disfrutar de los beneficios del desarrollo y por ende tener una mejor calidad.

Es necesario un diálogo adecuado en la Asamblea Legislativa para que se aprueben proyectos de ley que permitan corregir el rumbo, y el aporte de la sociedad civil y los ciudadanos preocupados por el destino del país, que se pueda salir adelante y se propicie un mejoramiento social y económico.


Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor