Logo La República

Jueves, 14 de noviembre de 2019



NOTA DE TANO


En La Catedral se notó la mano de Medford

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 29 octubre, 2019

cChristopher Núñez con balon dominado

El juego entre Alajuelense y Cartaginés es rico para analizarlo.

La semana pasada escribimos una NOTA comentando que este partido estaba puesto para que Hernán Medford se luciera como estratega.

Personalmente, creemos que lo hizo y sentimos que él también se lo creyó, por lo satisfecho y contento que se mostró en la conferencia de prensa posterior al partido.

“Mi equipo hizo lo que se trabajó en los entrenamientos, no perdimos, estamos en la pelea por la clasificación y eso me tiene contento”, manifestó el técnico brumoso.

Lea más: Los “cuatro grandes” frente a frente

Y es que tácticamente, Cartaginés dibujó un buen partido; se notaron movimientos distintos a juegos anteriores, como observar a José Carlos Pérez jugando como acordeón, metido entre Scott y Aguirre cuando la Liga atacaba, pero entre Russell y Núñez cuando su equipo iniciaba el contraataque.

Muy bien los marcadores de punta, Sánchez y Sosa, apoyados por Russell y Paolo, cortando los vínculos de Salvatierra y Meneses con el ataque.

Núñez, de enorme partido, metió a Cubero atrás y a Marcel Hernández, Medford lo sacó del área de candela para que lanzara ofensivas más atrás y no fuera “cazado” por Kenner y Junior.

Ahora, viene la otra parte.

Lea más: Cartaginés y Jicaral en la nuca del rey

San Carlos perdió el sábado; si Cartaginés derrotaba a la Liga, alcanzaba a los Toros, pero pareció que Medford lo que quería era no perder y lo logró, ¿le faltó arriesgar más al Cartaginés? Puede que sí.

Otro punto, ¿podemos afirmar que Cartaginés presentó un gran partido táctico, si su portero Darryl Parker tuvo que salvar tres ocasiones de gol con intervenciones determinantes y el palo salvó otra?

Sentimos que una cosa nada o poco tiene que ver con la otra.

Parker tuvo que emplearse a fondo porque tuvo al frente a una Liga dominante, invicta, arrolladora, que lógicamente le iba a presentar peligro en su portería.

Él cumplió evitando un par de anotaciones, pero negar el gran trabajo táctico del Cartaginés resultaría mezquino.

El cuadro de la Vieja Metrópoli se paró bien, no se desordenó, supo amarrar y contratacar con sentido y no a “lo loco”, se notó la mano y el trabajo de su técnico y podemos aventurarnos a afirmar que si José Sosa mete el 2-0, con aquel balón que recibió a puerta descubierta y la voló, quizá otro gallo hubiese cantado un réquiem en La Catedral.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES


¡Purga en la Tricolor!

Sábado 09 noviembre, 2019

Johan Venegas, pieza polifuncional del engranaje de Ronald González







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.