Logo La República

Viernes, 23 de abril de 2021



NOTA DE TANO


En Guadalajara observamos partidos distintos

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 29 marzo, 2021

Johnny Chaves nos habla de un 4-3-3 que no vimos

Definitivamente que en Guadalajara vimos partidos diferentes.

Douglas Sequeira nos habla de una Selección Nacional abierta, ofensiva, que nunca se escondió, que propuso y que buscó la victoria.

Bernald Alfaro, su volante central y para mi gusto, el mejor futbolista del equipo en toda la eliminatoria, agregó que el fútbol costarricense puede mejorar el día que cuente con más técnicos con la mentalidad ganadora, abierta y ofensiva de Sequeira.

Lea más: Douglas Sequeira no se atreve a llamar "fracaso" la eliminación a los Juegos Olímpicos

El respetado director técnico Johnny Chaves, en sus análisis de los dos primeros juegos de la Tricolor ante Estados Unidos y México, nos da a entender que quizá Douglas arriesgó mucha al utilizar una alineación abierta, con un 4-3-3.

El hoy técnico de Grecia, refuerza la tesis de Sequeira y Alfaro y nos hablan de una Tricolor que jugó los dos primeros partidos con tres delanteros, qué fue lo que personalmente nunca observé por la televisión.

Frente a Estados Unidos presencié un 4-2-3-1: dos volantes centrales, Alfaro Y Jefferson Brenes, y tres jugadores jugando a la espalda y nunca a la par del único atacante, Manfred Ugalde. Fueron Luis Díaz, Randall Leal y Alonso Martínez.

Desde luego que no cuento ni por asomo con los conocimientos tácticos de don Johnny, pero sinceramente lo que observé fue a un Manfred Ugalde aislado y desconectado de quienes –dicen Sequeira, Alfaro y Chaves -fueron sus socios en ofensiva: Martínez y Díaz.

Lea más: Federación no invierte en formadores de talentos

Para el juego ante México, en zona de ataque la planificación fue idéntica, solo que Martínez sustituyó a Ugalde como única punta y fueron titulares en la cintura, Marvin Loría y Gerson Torres.

En lo que sí estamos de acuerdo es que esta selección de Douglas Sequeira no se escondió, no se atrincheró, no especuló ni jugó al empate. Perdió el primer tiempo ante Estados Unidos por exceso de respeto, jugó un segundo tiempo excelente, manera de jugar que no halló en todo el partido contra México.

Pero, el hecho de no esconderse, ni estacionar el bus en el marco de Kevin Chamorro, no significa que la Tricolor se lució jugando al ataque y menos que Douglas Sequeira ordenó un tridente ofensivo. Los dos primeros juegos los planificó con solo un atacante, Ugalde y luego Martínez y como lógica consecuencia de este sistema táctico en exceso prudente y de escaso riesgo ofensivo, nos queda la miserable estadística de tres remates directos en 180 minutos, cero goles a favor y la eliminación a los Juegos Olímpicos.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.