Empresas textiles diversifican oferta para subsistir
“Costa Rica no tiene industria textil, por ello nos vimos obligados a traer las camisas ya listas desde otro país, sin embargo, los otros productos textiles como bolsos, delantales y fundas los hacemos e imprimimos acá”, explicó Eugenie Murillo, copropietaria de Arteria. Esteban Monge/La República
Enviar

Exportaciones cayeron de $224 millones a $147 millones en cuatro años

Empresas textiles diversifican oferta para subsistir

Textico, Red Point, Arteria y Textiles JB son algunas de ellas

Apesar de la salida de la mayoría de empresas de manufactura textil del país, algunas costarricenses subsisten en el mercado, con productos de mayor calidad y con valor agregado.
Algunas de ellas son Textico, Red Point, Arteria y Textiles JB.
Las importaciones del sector textil, excluyendo las prendas de vestir confeccionadas, pasaron de $240 millones a $203 millones en 2014, mientras que las exportaciones del gremio se redujeron de $224 millones hace cuatro años a $147 millones el año anterior.
Mantenerse con una cadena de distribución nacional y promover sus productos en supermercados ha sido una apuesta segura para la industria textil.
Por ejemplo, Arteria inició vendiendo camisas con logos y frases populares del país. Luego, los propietarios de la empresa experimentaron también con vasos, bolsos y llaveros, entre otros artículos.
En un inicio, compraba las materias primas dentro del país para elaborar las camisas, sin embargo, la baja calidad hizo que decidiera importar el producto terminado desde El Salvador.
“Costa Rica no tiene industria textil, por ello nos vimos obligados a traer las camisas ya listas desde otro país, sin embargo, los otros productos textiles como bolsos, delantales y fundas los hacemos e imprimimos acá”, explicó Eugenie Murillo, copropietaria de Arteria.
Por ahora, la empresa tiene cuatro tiendas, en San Pedro, San José centro, Heredia y Escazú, pero además colocan sus productos en otras tiendas.
“Importar no nos sale más barato, puesto que tenemos que pagar el precio de fabricación, los impuestos y el transporte. Lo decidimos por la calidad que se encuentra en mercados con una industria grande”, añadió Murillo.
Otra compañía que se mantiene en territorio nacional, exporta y tiene sus locales en otros países es Dada Textil, con su marca Red Point.
El crecimiento en ventas se da por la calidad de los productos fabricados y en el posicionamiento de la compañía.
Otra con crecimiento en las ventas en 2014 fue Textico, empresa de camisas y blusas, que posiciona su marca en cadenas detallistas y en supermercados.
El aumento de casi el 30% se vio impulsado por la inauguración de nuevos locales de las empresas a las que Dada Textil provee su ropa.
“Realizar nuevos diseños, impresiones originales y prendas únicas nos ha servido para estar todavía acá. Es muy difícil si ofrecemos lo mismo que los demás”, explicó Ricardo Franceschi, gerente general de Textico.
Los costos de producción y las cargas sociales que hay en territorio nacional son algunos de los desafíos que enfrenta este pequeño sector.
“Aún estamos valorando si salir de Costa Rica. Hemos visto una reducción de personal; antes teníamos una planta con 100 personas, ahora mantenemos solo a 15. A los demás los subcontratamos”, agregó Franceschi.

Raquel Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios