Empresaria impulsa crecimiento de compañía eléctrica
“Por el giro de la empresa he tenido que superar muchos obstáculos, pero he sabido enfrentarlos, con el apoyo de mi familia y socios de manera muy exitosa”, dijo Marisela Elizondo, propietaria de Demsa. Gerson Vargas/La República
Enviar

201601202036450.recuadro-2.gif
Luego de 35 años en el mercado, Demsa, distribuidora de materiales eléctricos planea su expansión de la mano de Marisela Elizondo, su propietaria.
La compañía inició en su mismo hogar, y con el apoyo de su esposo, comenzó vendiendo bajo consignación o contra pedido del cliente, sin embargo se dieron cuenta de la oportunidad de mercado que existía para abrir su propia tienda física.
Por eso, hace unos 20 años abrió una sucursal en Alajuela, que ha crecido hasta brindar servicios empresariales, residenciales y de proyectos de industria e infraestructura.
El año anterior, Demsa realizó la instalación eléctrica y los servicios necesarios para el inicio de las operaciones de la aerolínea Alaska Airlines, tanto en el Aeropuerto Juan Santamaría, como en el Daniel Oduber, de Liberia.
“Estamos creciendo dentro de Costa Rica, además lanzaremos nuevos productos y servicios para todo tipo de clientes”, agregó Elizondo.
La empresa cuenta con su propio edificio, más de 40 colaboradores y es una de las mayores empresas distribuidoras a nivel eléctrico.
Además, tiene una sucursal en Liberia y otra compañía socia llamada Seinel, que brinda los servicios de ingeniería eléctrica, diseño eléctrico, construcción de obras, automatización industrial, ahorro energético, entre otros, como empresa hermana del grupo.
“Para mí fue difícil, porque este gremio está dominado por hombres, es bastante raro que existan empresas lideradas por mujeres y más dentro del área de eléctrica e ingeniería; sin embargo, he tenido mucho apoyo con las empresas multinacionales que me han respaldado”, dijo Elizondo.
La empresaria aconseja a otras mujeres que quieran seguir su ejemplo, y más en áreas dominadas por hombres, la perseverancia y la responsabilidad que conlleva generar su propio negocio.
“No teman a los retos por difíciles que sean, sobre todo, tengan un gran respeto a sus colaboradores, proveedores, clientes y a lo que hacen”, agregó.
Elizondo tiene como objetivo seguir consolidando la marca, además, dar como herencia el negocio a sus tres hijos para que hagan crecer su legado.


 

Ver comentarios