Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



PÁGINA 2


Emprendedores irrumpen en negocio de camisas para hombre

Raquel Rodríguez [email protected] | Viernes 05 febrero, 2016

Jason Guzmán y Karla Delgado, diseñan camisas exclusivas para hombres bajo la marca Beard Man. Esteban Monge/La República


“Si nosotros que somos jóvenes y no teníamos plata hemos podido hacerlo, cualquiera con una idea o iniciativa puede tener su propia empresa”.
Esa es la motivación que Jason Guzmán, uno de los socios de Beard Man, compañía de fabricación de camisas para hombres, da a otros emprendedores.
A Guzmán, quien es fisioterapeuta de profesión, se le unen Karla Delgado, asesora de modas, y Bryan Rubí, diseñador gráfico, dentro del equipo de la pequeña empresa.
Beard Man lanzará su tercera colección de camisas dentro de dos semanas, luego de dos exitosas colecciones que se vendieron, cada una en menos de dos días.
Las prendas tienen diseños exclusivos y únicos, inspirados en la naturaleza del país, por ejemplo, en la colección de verano se hace alusión a los atardeceres en las playas costarricenses.
En un inicio se confeccionaron entre 25 y 30 camisas por colección, sin embargo, en esta última se lanzaron unas 65 prendas.
La próxima semana, la empresa lanzará una colección exclusiva para niños, primera incursión de la pyme en este mercado.
“El nicho al que nos dirigimos es tan poco explorado que cuando se hacen cosas diferentes, surte efecto y nos empiezan a pedir cosas nuevas”, añadió Guzmán.
Las ventas se realizan por medio de la página en Facebook, pedidos por teléfono y en el local de la empresa, en Pavas, cerca de la Embajada de Estados Unidos.
Además, el cliente puede pedir diseños personalizados, al mismo precio de las que ya están en “stock”.
El precio único de las camisas es de ¢26 mil, y las que son manga larga valen ¢27 mil.
Para este y el otro año, la empresa tiene el objetivo de inaugurar dos locales.
“Ya vimos que en cuatro meses tenemos mucha demanda, es un nicho por el que muy pocos empresarios apuestan, pero hay una sed por nuevos diseños y camisas originales”, dijo Guzmán.
Igualmente, la empresa ya inició procesos de exportación con Procomer.
A la fecha, se han enviado productos a México, Panamá, Colombia y Nicaragua.
En diciembre anterior, los emprendedores visitaron locales en Los Ángeles, San Francisco y Las Vegas, en Estados Unidos, para analizar futuros puntos de venta.
En casi tres meses de iniciado el proyecto, ya han confeccionado cerca de 400 camisas.
Dentro del taller se brinda empleo a dos personas, cantidad que crecerá la otra semana por la nueva colección.