Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Empleo juvenil: una deuda impostergable

| Viernes 11 diciembre, 2015


Para saldar la deuda con la juventud se requieren políticas económicas, de empleo, educación, formación y protección social, sistemáticas, coherentes y leyes garantes

Empleo juvenil: una deuda impostergable

El derecho al trabajo consagrado en nuestra Constitución Política cobija, también, a nuestras personas jóvenes. Su derecho al empleo consiste en ganarse el sustento en un entorno laboral accesible, inclusivo y en condiciones de igualdad. Este derecho fundamental es progresivo, lo que implica que debe mejorarse constantemente, para que exista coherencia entre esa proclama y la realidad.
Estamos en riesgo de tener una generación perdida, marcada por el desempleo, subempleo y el aumento de la pobreza. Un 73,2% de todos los desempleados del país tienen entre 15 y 35 años. Cabe indicar que el Estado de la Nación indica que la tasa de desempleo joven ascendió a 18,5% para los jóvenes entre 15 y 23 años y para los jóvenes entre los 25 a 35 años, la tasa de desempleo fue de 7,9%.
Esta crisis impone un gran desafío al gobierno, interlocutores sociales, empleadores y trabajadores, quienes debemos concertar acciones colectivas firmes a nivel nacional. Este sector etario requiere la evolución de la productividad para el crecimiento económico y el acceso al empleo decente.
Para saldar esta deuda con la juventud se requieren políticas económicas, de empleo, de educación, formación y de protección social sistemáticas, coherentes y leyes garantes. En concreto, es apremiante generar entornos de confianza en las empresas, inversionistas y consumidores. Particularmente, deben ser fortalecidos sectores claves como el comercio, la industria, el turismo y la agricultura.
Además, se requiere una vigorosa inversión pública en infraestructura a gran escala para generar nuevas oportunidades de trabajo. Para ser competitivos, es necesaria la disminución de precios en la energía eléctrica, combustibles, simplificación de la tramitología y otros factores en materia impositiva que inciden negativamente ante el reto de la competencia.
Consciente de esta realidad y ante esta demanda inminente, he propuesto, en conjunto con la y los diputados de la Unidad Social Cristiana, un proyecto de ley denominado “Ley de creación del Sistema de Empleo Juvenil” (Sejoven), consistente en la promoción del empleo de personas jóvenes entre 18 y 25 años de edad, a través de contratos laborales de aprendizaje que les permitan su formación teórica y práctica, a cambio de una remuneración digna. Asimismo, se crean incentivos para los patronos que los contraten.
Esta propuesta de ley otorga a este sector poblacional una seguridad jurídica que no tiene el programa gubernamental “Mi primer empleo”. Además, la Ley propuesta no solo brinda oportunidades de empleo, sino que tiene como valor agregado la formación que recibirían nuestros jóvenes.
Por la urgencia de responder apropiadamente al desempleo entre los jóvenes, clamamos al gobierno por su convocatoria en el período de sesiones extraordinarias.
No podemos postergar más esta deuda con nuestra juventud, para poder garantizar que de generación a generación “vivan siempre el trabajo y la paz”.

Luis Vásquez
Vicepresidente de la Asamblea Legislativa