El sótano arde temprano
La orden en Uruguay es clara, jugar a morir en cada minuto del partido y ante Cartaginés no fue la excepción; Rudy Dawson y Rafael Rodríguez marcaron fuertemente a Andrés Lezcano.IMAGENESENCOSTARICA.COM/LA REPÚBLICA
Enviar

El sótano arde temprano

Ni Uruguay ni AS Puma aprovecharon los puntos que perdió Limón para sacar ventaja en la lucha por el no descenso

Faltan 21 fechas para conocer el nombre del próximo inquilino de la segunda división. La primera fecha del Torneo de Verano 2015 sirvió para generar una idea de la competencia que darán los coleros del certamen.
Limón FC regaló una jornada a sus seguidores Uruguay de Coronado y AS Puma al no pagar a tiempo su deuda con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), y perdió los tres puntos ante Carmelita en un partido que estaba pactado a jugarse en Puerto Limón.
La ventaja para los caribeños fue que ni uruguayos ni generaleños pudieron sacar resultados favorables que los alejaran del sótano.

Dinero los amargó

El equipo de Limón FC dio una enorme ventaja, pudo haberse alejado tres puntos de su escolta el Uruguay de Coronado y seis del colero, el AS Puma, pero lamentablemente fue en la mesa en donde cedieron ese suspiro a sus seguidores.
La dirigencia del equipo limonense aseguró por medio de un comunicado de prensa que tenían un acuerdo con la Caja, el cual no fue aceptado por la Unafut, y si no se ponen las pilas, volverán a regalar otros tres puntos.
El próximo domingo tienen que visitar la Cueva para jugar contra el bicampeón nacional, el Deportivo Saprissa.
Esta será la primera prueba en cancha para los dirigidos por Mario Silva, nuevo timonel de la “Tromba” y principal encargado de salvar los muebles para replantear las metas el próximo torneo, eso sí, en primera división.
Al club llegaron varios jugadores que iniciaron sus carreras en el equipo de sus amores con la consigna de salvar el honor de la provincia.
Érick Scott, Derrick Johnson, Kevin Cunningham, Yamir Allen, Marvin Esquivel y Kareen McLean son algunos de los refuerzos de los verdiblancos.
Además, regresa Ismael “Chuky” Gómez, el hombre referente en el medio campo limonense.

Leche agria

El equipo que se reforzó en la parte alta y baja del plantel es el Uruguay de Coronado, que sueña con mantenerse en la primera categoría a pesar de perder en casa 0-1 ante Cartaginés.
Los isidreños nunca abandonaron el ataque y de la mano de Alejandro Alpízar intentaron darle vuelta al marcador.
Lo que hay que destacar en los coronadeños es la sangre con la que salieron al terreno de juego. Hubo momentos del partido en que se volvió un encuentro de mucho choque, situación que posiblemente perdure en los tres equipos que tienen la ficha para descender. Ninguno querrá ceder un centímetro y por eso deberán fajarse a fondo en todas las acciones.
“Tuvimos para ganarlo con varias jugadas de gol erradas, hay que corregir el aspecto de definición, tratar de no equivocarnos. Podemos dar más, la ansiedad nos jugó en contra y pero sé que de a poco iremos mejorando”, concluyó el técnico debutante con los uruguayos, Martin Cardetti.
Entre las fichas de más renombre están Marvin Angulo, quien se comerá la banda izquierda, y José Villalobos Chan, que será la pareja de Rudy Dawson en la central. El pasado domingo el atacante Ariel Santana no contabilizó minutos pero será un hombre de experiencia en la zona de ataque.


Felino con alergia

Este AS Puma pareciera tener alergia, es una aversión tan grande a ganar que incluso cuando tienen la mesa servida, se echan atrás y desaprovechan la opción de alejarse de la posición menos deseada de toda la tabla.
Los generaleños no ganan un partido desde el 15 de octubre del año anterior contra Limón.
Después de esa fecha jugaron ocho encuentros para un saldo de siete derrotas y un empate; es decir, un punto de 24 posibles.
En su inauguración ante el Saprissa, los sureños eran claras víctimas, nadie los daba como ganadores, sacar un punto de Tibás hubiese sido un milagro ante el Deportivo Saprissa.
Pero ese no es el tema, absolutamente todo conspiró para que vencieran a los morados y se ubicaran con un triple empate en puntos con Limón y Uruguay; pero esto no fue así.
Con un jugador más y con la ventaja de un gol en el segundo tiempo, no les fue suficiente para por lo menos aguantar a los locales y sacarles la igualada. Eso sí, fue contra el campeón y probablemente los respetaron de más.
Quedan por disputar 21 juegos, que significan 63 puntos, pero no es nada fácil sacudirse ventaja tan radical, con 11 clubes más en competencia en procura de sus propios intereses.

201501192309110.a22.jpg

Walter Herrera
[email protected]

Ver comentarios