El Marchena de la Sele
Yeltsin Tejeda va con todo y como lo acostumbra, sobre la humanidad del italiano Claudio Marchisio, a quien borró de la cancha. Ronaldo Schemidt/AFP-Para La República
Enviar

El Marchena de la Sele

Yeltsin Tejeda es todo corazón, garra, amor y sangre

Belo Horizonte (Brasil). En el verano de 1990, allá en Italia, en la pequeña Costa Rica, que hacía historia en su primer mundial, destacaba en la selección un corajudo limonense de procedencia, pero que militaba con Cartaginés.

201406222333100.a22.jpg
Era Héctor Marchena de la O, uno de los más callados fuera de la cancha, pero que adentro no se le arrugaba a nadie, ni al mismísimo Antonio de Oliveira Filho “Careca” al que increpó en el partido que la nacional perdió 1 a 0 ante Brasil.
Pasaron los años y el nombre de Marchena se fue consolidando como el símbolo de la gallardía, la entrega, el jugador todo corazón del fútbol nacional, que desde su puesto de volante de contención ponía orden.
Sin el menor temor, 24 años después, la selección nacional puede decir que ha encontrado al sustituto de Marchena en su forma de ser.
Se trata de Yeltsin Tejeda, también volante de contención, también de Limón, quien cuando Marchena brillaba y se robaba el corazón de los ticos, ni siquiera había nacido, ya que vio la luz del mundo hasta el 17 de marzo de 1993.
No se conocen como tal, uno pudo haber sido el padre del otro, pero se profesan admiración mutua.
Tejeda es igual, irreverente, no le teme a nada ni a nadie, va para adelante y se lleva lo que esté al frente, sino que lo diga Andrea Pirlo o el mismísimo Mario Balotelli, a quien sacudió en un trabonazo, pese a que casi lo dobla en peso.
“Lo admiro aunque no lo conozco, siempre me han hablado de él desde que debuté en Saprissa y hacen la comparación en la forma como jugamos. Estoy seguro, que fue un jugador que lo dio todo por el país a como lo estoy haciendo yo en este mundial y siempre que salgo a la cancha a defender a la selección o al club”, expresó Tejeda.
El nuevo Marchena, a quien por supuesto no le molesta que lo comparen con uno de los ídolos de Italia 90, espera poder mantener el mismo nivel de juego y hasta elevarlo, pero lo que sí asevera que pueden estar seguros, es que entrega nunca le faltará.
Por eso adelanta que aunque en el grupo todos tienen muy claro que la referencia histórica a nivel de futbol en el país es lo que se hizo en aquel verano italiano, ellos quieren dar más y escribir su propia historia.
“Aquello fue algo increíble, eso siempre estará en la historia, pero nosotros venimos a marcar una, eso lo queremos hacer, queremos ganar el grupo, hacer nueve puntos, por eso agradezco a Dios que nos tiene con mucha salud y me ayuda a correr todo el partido”, amplió Tejeda.
Aunque pone todo corazón, eso le pasa una alta factura en su rendimiento físico, ya que ha tenido que cederle el campo en los partidos ante Uruguay e Italia en los últimos minutos a José Miguel Cubero.
“Para mí es más difícil estar luego en la banca, yo quiero estar siempre con los compañeros en la cancha, pero cuando salgo por cansancio ellos me hacen sentir muy tranquilo”, aseguró.
Sobre el compromiso de mañana, en el que adelantó Costa Rica irá por la victoria, sabe que será muy duro, ya que los ingleses no querrán irse en blanco, pero que es una buena oportunidad de demostrar de qué están hechos.

Cristian Williams
[email protected]

Ver comentarios