El crudo mexicano necesita nuevos mercados
México exporta alrededor de 880 mil barriles por día de crudo a Estados Unidos, pero las importaciones estadounidenses de crudo mexicano cayeron un 13%. Bloomberg/La República
Enviar

El crudo mexicano necesita nuevos mercados

La dependencia de México de las exportaciones petroleras a su vecino del Norte están en peligro debido al auge del esquisto en Estados Unidos, obligando a los proveedores a buscar nuevos compradores, manifestó Citigroup Inc.
México, que exporta alrededor de 880 mil barriles por día de crudo a Estados Unidos, está siendo desbancado por su principal socio comercial en tanto disminuye la demanda, según Ed Morse, responsable mundial de investigación de materias primas de Citigroup en Nueva York. Las importaciones estadounidenses de crudo mexicano cayeron un 13% al nivel más bajo en más de 20 años en 2013 debido a la creciente producción nacional, según la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.


“Algo tiene que cambiar. Estados Unidos no fue un buen vecino para Venezuela y México por la forma en que se desarrolló la revolución del esquisto”, declaró Morse en la conferencia de energía del Instituto de las Américas en La Jolla, California.
La producción de petróleo y gas de esquisto representó casi el 90% del crecimiento del crudo estadounidense en los últimos dos años en momentos en que el país se acerca a un máximo histórico de producción, según la EIA. Los hidrocarburos, como el gas natural, el crudo y las exportaciones petroquímicas son ahora el mayor producto de exportación del país, afirmó Morse. Estados Unidos es el mayor exportador de productos de petróleo del mundo, agregó.
La estatal Petróleos Mexicanos anunció que enviará su primera remesa de crudo liviano de Olmeca a Suiza en julio. Pemex, como se conoce a la compañía, también anunció envíos de crudo liviano a Hawái, Japón, India y California este año.
“Pemex perdió unos 300 mil barriles diarios de exportaciones a Estados Unidos en los últimos años y está empezando a compensar eso vendiendo Olmeca a Europa y la cuenca del Pacífico. Eso tiene sus limitaciones porque su principal centro de refinación es el Golfo de México estadounidense, que restringe la expansión de los mercados”, señaló Morse.
México el año pasado sancionó leyes para poner fin al monopolio de producción de petróleo de 75 años de Pemex y permitir que empresas privadas ingresen a la industria de la energía. El gobierno pronostica que Pemex, cuya producción de petróleo cayó durante nueve años consecutivos de 3 millones de barriles diarios en 2004 a 2,5 millones, sumará por lo menos 1 millón de barriles a la producción diaria para 2025.
México podría producir hasta 4 millones de barriles de petróleo por día si la ley se implementa correctamente y la industria se regula como es debido. El país necesita aplicar pautas más estrictas e imponer transparencia para garantizar la seguridad de las nuevas inversiones, explicó Morse.
“Las bases de recursos no serán la limitación para que se alcance el nivel de producción que se busca. La integración exitosa de las empresas extranjeras dependerá de que el gobierno pueda garantizar que las compañías superen las prácticas comerciales que se consideran ilegales en la mayor parte del mundo”, añadió Morse.
México tomó el control del contratista de servicios petroleros Oceanografía S.A. el 28 de febrero después de que Citigroup adujo que había $400 millones en fraudes por préstamos. 

Bloomberg


Ver comentarios