Logo La República

Martes, 20 de abril de 2021



COLUMNISTAS


El temor al miedo

Gerardo Corrales [email protected] | Miércoles 11 marzo, 2020


Evidentemente nuestro pais depende del turismo, las exportaciones y la inversión extranjera directa.

Cerca del 40% del PIB vienen de esos sectores.

Si además agregamos que los gastos de consumo de las familias son más del 60% del PIB, debemos analizar con sumo cuidado y prudencia los efectos del corona virus en nuestra economía.

Evidentemente vamos a sufrir una mayor desaceleración pero a diferencia de la crisis global del 2009 que tenía sustento económico, lo que hoy estamos viviendo es una crisis por miedo o por pánico.

Yo tuve esa experiencia en el BAC con la corrida de Depositos en el año 2004 y mi recomendación es que el mejor antídoto es generar confianza, transmitir mensajes que se están tomando todas las medidas para minimizar el impacto.

Sería un craso error ser alarmistas y propagar más el miedo.

Los medios de comunicación y las autoridades tienen una gran responsabilidad en ese sentido pues si el miedo se propaga sus efectos serían devastadores.

Mi sugerencia inmediata con todo respeto es que las autoridades del sector económico ( Banco Central, Conassif, Sugef ) deben salir por anticipado a indicar que la política monetaria y prudencial se enfocará en ayudar y flexibilizar normas y requerimientos de los sectores que se estima sufrirán más por este tema, pues si la actitud es replegarse, cerrar el crédito por parte de los bancos, castigar la morosidad que se incrementará por este tema, estaremos actuando de forma pro cíclica multiplicando los efectos negativos de la crisis que se avecina.

Prudencia y racionalidad en beneficio de salir de esta coyuntura con el minimo impacto.


NOTAS ANTERIORES


El difícil equilibrio y sus ribetes

Martes 20 abril, 2021

Vivimos uno de los momentos más cruciales de la historia moderna y de esta situación se deriva la urgente necesidad de plantearnos respuestas coherentes, que lo

Bomba de tiempo

Lunes 19 abril, 2021

Si el proyecto se aprueba con esa inconstitucional y perniciosa norma, dentro de seis años podremos ver explotar una bomba de tiempo







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.