¿El Internet de las cosas en mi empresa?
Shutterstock
Enviar

Estoy seguro de que si está leyendo esta columna es que ya ha escuchado el término “internet de las cosas” o  IoT (Internet of Things en inglés).

También probablemente piensa que es algo complejo, que requiere mucho dinero para implementarlo, y que es un asunto de empresas grandes. Bueno, nada de eso es cierto, puede ser barato, sencillo y fácil de probar.

El IoT consiste en conectar las cosas al internet. Un zapato, una camisa, una bicicleta, las lámparas de la casa, el portón, el refrigerador.  Al conectarlos al internet, las cosas no solamente pueden mandar información a servidores (que llamamos la nube), como medidas de temperatura, consumo de electricidad, sino que además puede recibir información de la nube para hacer algo, como prender y apagar una máquina, una luz, mover un motor, o mostrar algo en una pantalla.

El IoT nace de dos cosas importantes que han sucedido en los últimos 20 años. Lo primero es es que todos estamos conectados al internet (internet de las personas), y bueno, por qué no ahora conectar las cosas también. Así como nosotros subimos datos (nuestra posición, fotos, lo que hacemos, etcetera), también las cosas lo pueden hacer, hay suficiente conexión de internet para todos y todas, y para nuestras cosas también. Lo segundo, es que la tecnología necesaria para tener una pequeña computadora y conectarla al WiFi cuesta centavos de dólar, por tanto es posible conectar cuanto objeto queramos al internet.

Ahora bien, ¿para qué? O más bien ¿cómo puede mi pequeña o mediana empresa crear valor con el IoT?  Lo primero que hay que entender es que el IoT es un concepto (no un producto), y como concepto es una oportunidad para nuestras empresas de transformarlo en algo que nosotros necesitemos, o que pueda mejorar o crear nuevos productos y servicios dentro de nuestra empresa. El primer paso para meterse en el mundo del IoT es el pensar qué puedo hacer con IoT, acá les dejo algunas ideas para pensar.

201706191119450.foto3.jpg

Estos son algunos de los ejemplos del IoT dentro de los negocios:

  1. Imagínese su producto, conectado al internet
  2. Su producto se transforma ahora en producto + servicio.
  3. Las máquinas de su empresa, las de un médico o una industria, transmitiendo datos a la nube, y siendo controladas a través del internet, para mejorar consumo de energía, para mantenimiento, etc.
  4. La actividad de su local monitoreada en tiempo real, con dispositivos que pueden cambiar la información de pantallas dependiendo de análisis en la nube en tiempo real.
  5. Su flota conectada al internet, para optimizar y monitorear, pero también para cambiar planes de movimiento en tiempo real.
  6. El edificio de sus operaciones conectado al internet, luces, aire acondicionado, puertas, etc.
  7. Máquinas vendedoras en tiempo real mostrando inventario e interactuando consciente basado en la información local y de su empresa.
  8. Juguetes conectados al internet.
  9. Monitorear salud y actividad de niños en tiempo real (IoT en juguetes).

Y estas son tan solo algunas ideas.  Una vez que piensa que le interesa el IoT, el segundo paso es prototipar, es decir, crear una aproximación de bajo costo que nos permite probar la idea IoT. Pero mejor mostrarle con un ejemplo directamente,  como en este video, donde en minutos pruebo una idea IoT en mi casa:

 

El dispositivo del video se llama SarkFun Blynk (en Costa Rica se puede comprar en CrCibernetica.com), con él pueden desarrollar ideas IoT rápidamente, y yo personalmente lo uso extensivamente en cursos.

Todo esto nos trae nuevas oportunidades a las empresas, la oportunidad no es la de implementar en IoT para sustituir lo que ya tenemos, sino en desarrollar nuevas cosas que no hacíamos antes, y ojalá nuevos productos y servicios, nuevas posibilidades de negocio, que nos permitan generar innovación.

 

Tomás de Camino Beck, Ph.D.
Co-Director
Fundación Costa Rica para la Innovación

[email protected]
+506 4001-6579
www.funcostarica.org

Ver comentarios