Enviar
El grupo toma forma

Las lesiones no merman, ahora el que está en duda es el defensor Michael Umaña

Cristian Williams
[email protected]

En el segundo día de entrenamiento y con doble sesión de trabajo, la selección nacional continuó su preparación para el juego del sábado ante Surinam en el estadio Ricardo Saprissa, a las 8 p.m.
El grupo sigue en su proceso de completarse, ayer se sumaron los futbolistas de Liberia Mía y los legionarios Oscar Rojas, de Jaguares de México, y Junior Díaz, del Wisla Cracovia de Polonia.
Eso sí, la tendencia de jugadores lesionados —que comenzó el lunes con Cristian Montero, quien debió dejar el grupo, así como Ricardo González y Alonso Solís—, no le permite descansar al cuerpo médico. El defensor Michael Umaña llegó lesionado tras el partido del lunes por la noche entre Liberia Mía y San Carlo
s, por lo que deberá reposar 48 horas para determinar si está en condiciones de jugar o no. “Si no estoy al 100% me hago a un lado, porque no voy a perjudicar a mis compañeros”, dijo el zaguero liberiano.
Umaña presenta un fuerte golpe en el muslo de su pierna izquierda y con terapia el doctor de la selección, Gerardo Artavia, está tratando de recuperarlo.
“Esperamos que el golpe pueda desaparecer en su totalidad para el viernes, para que él pueda integrarse a los trabajos regulares con el resto de sus compañeros. Michael no será dado de baja, más bien no queremos que se detenga del todo en sus cargas de trabajo, solo se le reducirán, es decir podrá hacer caminatas y ese tipo de cosas”, explicó Artavia.
Ahora para completar el grupo de trabajo de Rodrigo Kenton solo quedan por integrarse los internacionales del New England Revolution, Gabriel Badilla, y del Sion de Suiza, Alvaro Saborío, quienes arribarán al país hoy y el viernes, respectivamente.
Aunque el Sion envió una comunicación para informar sobre una lesión de Alvaro Saborío, la Federación espera la llegada del delantero para que sea valorado por los médicos y decidir finalmente si queda descartado.
La administración del Sion envió un fax desde Suiza a las oficinas de la Federación para comunicar que Saborío sufre un lesión en su rodilla derecha y que sería mejor no tomarlo en cuenta para el partido contra Haití (ante Surinam no puede jugar por suspensión).
Sin embargo, ni el cuerpo técnico encabezado por Rodrigo Kenton ni algunos dirigentes creen al ciento por ciento en lo expresado por el equipo helvético, por lo que la Federación se ha tomado al pie de la letra el reglamento de Fifa y espera al jugador el próximo viernes.
Ver comentarios