El dilema de Liberación Nacional
Enviar
Ex alcalde de San José acorta distancias frente a ex vicepresidenta
Chinchilla y Araya empatados en Liberación

• Diferencia es dos puntos porcentuales en encuesta de CID-Gallup
• Hoy por hoy sería necesaria una segunda ronda en las elecciones nacionales

Eduardo Baldares
[email protected]

La convención del Partido Liberación Nacional (PLN) para designar al candidato de cara a las elecciones de 2010 parece cosa de dos —Laura Chinchilla y Johnny Araya—, y está al rojo vivo.
Si los comicios internos se hubiesen llevado a cabo durante las fechas del estudio de CID-Gallup para LA REPUBLICA, la ex vicepresidenta habría ganado por la mínima, con un 46% de los votos.

No obstante, la distancia que la separa del ex alcalde de San José es de escasos dos puntos porcentuales, lo que resulta inferior al margen de error del estudio de opinión (tres), por lo que la firma encuestadora declara que en estos momentos se estaría dando un “empate técnico”.
En el otro extremo de la encuesta, entre Fernando Berrocal y Carlos Francisco Echeverría apenas suman un 1%, mientras que el porcentaje de indecisos asciende a un 8%, proporción que todavía no le alcanzaría a ninguno de estos dos contendores para meterse en la pelea por la candidatura presidencial.
En cuanto a los votos de liberacionistas unidos a los de no verdiblancos, la distancia fue igualmente estrecha, puesto que Chinchilla cosechó un 41% de respaldo, mientras que Araya un 38%.
Por añadidura, am
bos obtienen igual proporción de respuestas al consultárseles cuál sería mejor candidato oficialista para vencer a Ottón Solís, ante la posibilidad de que este político sea designado candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC) en las elecciones nacionales de febrero de 2010.
Mientras el ex alcalde es percibido de mejor manera en la misión de controlar el costo de la vida, la ex vicepresidenta —quien también se desempeñó como Ministra de Seguridad— cuenta con más confianza de parte de la ciudadanía para combatir la delincuencia.
Si en unas elecciones nacionales efectuadas los días del estudio los candidatos hubiesen sido Araya, Solís, el ex presidente Rafael Angel Calderón (Partido Unidad Social Cristiana, PUSC) y Otto Guevara (Movimiento Libertario), el liberacionista habría quedado de primero, con el respaldo de un 31% de los entrevistados.
Asimismo, si la designada para representar al partido en el poder fuese Chinchilla, Liberación también ganaría de acuerdo con las tendencias actuales, en su caso con un 35% de apoyo.
Sin embargo, en ambos casos hubiese sido necesaria una segunda ronda, pues la ley electoral costarricense indica que para hacerse con la presidencia se necesita al menos un 40% de los sufragios en la primera vuelta.
En cualquiera de los dos casos, esa hipotética segunda rueda se habría dirimido contra Solís.
Finalmente, en un análisis de la imagen de las personalidades políticas del país, detrás del presidente Oscar Arias están justamente Araya y Chinchilla, con un 58% y un 57% de opiniones favorables… Otro “empate técnico”.
Por otra parte, hoy por hoy el principal grupo electoral lo conforman quienes afirman no tener ninguna preferencia partidaria, con un 41%.
Entre aquellos que sí manifiestan sus simpatías por alguna agrupación política, Liberación es el que cuenta con un mayor número de adeptos, alcanzando una proporción del 37%.
Tras los verdiblancos corren el PUSC y el PAC, con un 16% y un 4%, respectivamente, mientras que en el apartado “otros” se concentra el resto de agrupaciones con un 2%.
“Es evidente. El gran ganador tras este estudio es Johnny Araya, porque no solo siguió recortando la distancia negativa que tenía, sino que estadísticamente empató. En cuanto al partido como tal, está muy sólido”, dijo Rolando González, jefe de campaña del ex alcalde.
“El resultado era previsible, porque nosotros desde octubre nos abocamos a trabajar nuestro movimiento a lo interno, mientras que Johnny se mantuvo en la alcaldía y aprovechó ese escenario en fechas propicias para ello. Ahora que él dejó el puesto, el terreno quedó nivelado y ambos lucharemos desde nuestras respectivas campañas”, afirmó Chinchilla.





Ver comentarios